Staff
Cure White
pdt8806
Cure Elegance
Últimos temas
»  Kirakira! PreCure À La Mode, (es oficial)
Ayer a las 18:20 por Cure Elegance

» Glitter Force Dokidoki
Jue 10 Ago 2017, 05:41 por Cure Elegance

» Nueva temporada sobre precure all stars
Mar 08 Ago 2017, 16:30 por Cure Elegance

» precure all stars la leyenda del jardin infernal
Sáb 05 Ago 2017, 04:44 por mariae

» Happiness Charge Pretty Cure!
Jue 20 Jul 2017, 20:53 por pablot8806

» Actualizaciones del foro
Jue 13 Jul 2017, 12:30 por pablot8806

» Nuevos rangos!
Miér 12 Jul 2017, 11:59 por Cure Elegance

» Aviso de confirmaciones
Miér 12 Jul 2017, 11:55 por Cure Elegance

» Grupos del foro ♥
Miér 12 Jul 2017, 11:51 por Cure Elegance

Novedades
00.00
Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipiscing elit.

00.00
Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipiscing elit.

00.00
Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipiscing elit.

00.00
Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipiscing elit.
Disclaimer
Creative Commons LicenseFutari Wa PuriKyua/Pretty Cure es un anime del genero Magical Girl (Mahou Shojo) que fue creado por Daisuke Nishio y Komura Toshiaki. Pretty Cure All Stars DX Foro no esta relacionado con los autores de dicho anime,ni con las compañia de televisión Toei Animation. Todos los graficos utilizados en este foro son pura y exclusivamente propiedad de sus dueños,a menos que especifique lo contrario. Todos los Derechos Reservados a Pretty Cure All Stars DX Foro,2010-2016. All Right Reserved to Pretty Cure All Stars DX Forum,2010-2016.
Afiliados Elite
Afiliados Hermanos
0 de 5
Créditos
» Skin obtenido de Captain Knows Best creado por Neeve, gracias a los aportes y tutoriales de Hardrock, Glintz y Asistencia Foroactivo.
» Demás Créditos del Foro.
Directorio
0 de 9
Afiliados Elite
0 de 33
Crear foro

Zetsubou no monogatari

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

:lemonade: Zetsubou no monogatari

Mensaje por Bunbee-san el Dom 24 Mar 2013, 14:26

Muy buenas a todos. Para ser sincero, entré a este foro con la intención de obtener valor para hacer un fanfic de Pretty Cure, porque llevo con la idea bastante tiempo. Hasta ahora no sabía cómo abordarlo, y no fue hasta ayer que vi el último de Smile que no vislumbré un posible tema.

Spoiler:
Si alguno tiene reciente Smile, podrá advertir que el título corresponde al origen de Pierrot, y me gustó tanto que decidí usarlo como orientación de lo que va a ser este proyecto.
Si alguno de vosotros entra a menudo por aquí y lee mis comentarios, posiblemente sepa que tengo una afinidad especial por los villanos, y ese será precisamente el tema principal de las historias. Dedicaré las líneas en centrarme en los enemigos más que en las chicas, y serán enemigos ya conocidos, por lo que también aparecerán las chicas originales.

No sé qué clase de acogida podrá tener un fanfic de estas características, pero si lo hago es porque, aunque no sea muy bueno, me gusta escribir para expresarme, y aquí lo puedo hacer sobre un tema que me gusta.

Evidentemente no tendrá opening, ending, imágenes, ni nada por el estilo, ya que, aparte de ser todo referido a personajes existentes, no soy bueno con nada de eso, ni conozco a nadie que pueda ayudarme con el tema, así que eso será mejor que lo tengáis en cuenta.

Como ahora viene la Semana Santa escribiré mi primer relato y lo colgaré en estos días. Espero que os guste y, aunque seguramente no sea del todo convencional, espero que le deis una oportunidad :)
avatar
Phoenix Mode
Cure Favorita :
Cure Lemonade

Fecha de inscripción :
16/01/2013

Localización :
Mystic Forest

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

:lemonade: Re: Zetsubou no monogatari

Mensaje por Cure Elegance el Lun 25 Mar 2013, 12:13

Dos normas antes de nada:

Primera norma: nunca publiques una introducción sola. No es la primera vez que por la falta de actividad o de ganas, la gente no comenta porque sólo expones una idea de lo que vas a hacer y luego pringas doble post. Y entonces la gente pasa.

Segunda norma: procura establacer un horario aceptable y continuo. Mi fic, conocido más como KPC para abreviar, comenzó pisando fuerte, pero por culpa de mi incontinuidad ahora lo leen dos con suerte (y uno de ellos es siempre Gore).

No son normas obligatorias, más bien pautas para comenzar y tener buen éxito. Una tercera a añadir sería publicarlas en un lugar con actividad estable y gran cantidad de usuarios (si sabes inglés, te recomendaría escribirlo en dicho idioma y publicarlo en deviantart, facebook o livejournal), pero eso ya es cosa tuya.


Con lo que respecta a la idea, los malos suelen caer bien por el hecho de ser secundarios. Rara vez un secundario cosecha tanto éxito tanto como secundario, como protagonista. Ahora bien, no puedo decir que no me interese a la idea, pero ten en cuenta que si fallas quizás sea por eso y no porque lo hagas mal. Pero estoy sonando muy pesimista xD Bueno, iré a lo importante: cuentas con mi apoyo y con un lector, yo soy pro-villano. De hecho (no quiero prometer nada que no pueda cumplir), quizás y sólo quizás, cuentes incluso con un dibujante ocasional, si tus villanos me llaman lo suficiente y tengo tiempo de sobra. =)
avatar
Yes! 5 Go Go
Cure Favorita :
Cure Elegance

Fecha de inscripción :
05/06/2011

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

:lemonade: Re: Zetsubou no monogatari

Mensaje por Bunbee-san el Lun 25 Mar 2013, 18:53

Cure Elegance escribió:Dos normas antes de nada:

Primera norma: nunca publiques una introducción sola. No es la primera vez que por la falta de actividad o de ganas, la gente no comenta porque sólo expones una idea de lo que vas a hacer y luego pringas doble post. Y entonces la gente pasa.

Segunda norma: procura establacer un horario aceptable y continuo. Mi fic, conocido más como KPC para abreviar, comenzó pisando fuerte, pero por culpa de mi incontinuidad ahora lo leen dos con suerte (y uno de ellos es siempre Gore).

No son normas obligatorias, más bien pautas para comenzar y tener buen éxito. Una tercera a añadir sería publicarlas en un lugar con actividad estable y gran cantidad de usuarios (si sabes inglés, te recomendaría escribirlo en dicho idioma y publicarlo en deviantart, facebook o livejournal), pero eso ya es cosa tuya.


Con lo que respecta a la idea, los malos suelen caer bien por el hecho de ser secundarios. Rara vez un secundario cosecha tanto éxito tanto como secundario, como protagonista. Ahora bien, no puedo decir que no me interese a la idea, pero ten en cuenta que si fallas quizás sea por eso y no porque lo hagas mal. Pero estoy sonando muy pesimista xD Bueno, iré a lo importante: cuentas con mi apoyo y con un lector, yo soy pro-villano. De hecho (no quiero prometer nada que no pueda cumplir), quizás y sólo quizás, cuentes incluso con un dibujante ocasional, si tus villanos me llaman lo suficiente y tengo tiempo de sobra. =)

No sabes lo mucho que valoro este tipo de consejos, chaval. Tendré en cuenta todo eso que dices, y en lo referente al ingles, sería una buena idea si pudiera expresarme sin tapujos, pero no tengo un nivel tan alto como para expresarme completamente en ese idioma, pero aún así será buena idea intentarlo, a ver si sale bien.

Me alegra que te agrade la idea, y no te preocupes por lo de las ilustraciones, me conformo con una lectura crítica, y, sobre todo, con que te termine gustando (a ti y a todos los que la lean, por supuesto) :)
avatar
Phoenix Mode
Cure Favorita :
Cure Lemonade

Fecha de inscripción :
16/01/2013

Localización :
Mystic Forest

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

:lemonade: Re: Zetsubou no monogatari

Mensaje por Bunbee-san el Jue 04 Abr 2013, 21:11

Tal y como vaticinó Elegance, he tenido que recurrir al doble post, espero que no me lo tengáis muy en cuenta.



En fin, este principiante se dispone a presentaros un fanfic que creo que ha quedado medio decente. Os "engañé", entre comillas porque dije que no introduciría nuevos personajes, pero no ha sido así al final, creo que tenía que meter un personaje nuevo sí o sí, sólo que no lo sabía. Aquí tenéis la introducción:

Mi nombre es Verzweiflung. Durante eras llevo observando este planeta, alimentándome de la desesperación que en él surge, creciendo día a día gracias al egoísmo de multitud de seres. Siempre que alguien es feliz, hay otro que está sufriendo, y eso me ha permitido no sólo existir, sino también crecer y hacerme más fuerte. Cada uno de ellos posee desesperación en sus vidas, en mayor o menor medida, pero los más interesantes y sabrosos son aquellos que no sienten otra cosa que agonía en su existencia. Debido a esto, hace unos años decidí empezar a explotar la vulnerabilidad de muchos , de manera que yo pueda crecer aún más, y generar una desesperación continua que me haga el más grande jamás existido. ¿No sería maravilloso poder alimentarme continuamente y, a su vez, someter a todos los seres? Llevo soñando con el poder desde que nací, y con este planeta tengo la ocasión perfecta para conseguirlo. Sólo necesito un poco más de preparativos y podré sumir esta realidad en mi gozo. Han sido muchos los que han contribuido a hacer mi sueño cada vez algo más cercano, pero aún tengo que encontrar una fuente capaz de soportar la desesperación tanto como para no morir. Muchos han sido los que han pasado por mis manos… muchos han experimentado el verdadero terror…

¿Está bien? espero que sí. Aquí va el primer capítulo




Capítulo I: Karehan

-¡Karehan-dono! –Karehan se estremeció. Sabía por qué Goyan lo llamaba. Había vuelto a fracasar en su objetivo y ya había sido advertido. Derrota a las Pretty Cure y captura al espíritu de las flores y al espíritu de las aves, le había dicho Akudaikan-sama en más de una ocasión, y ya había acumulado demasiadas derrotas. No podía dejar que su señor le viera en esas condiciones una vez más.

-¡Karehan-dono! –volvió a escuchar desde las profundidades de la oscuridad. No podía seguir ocultándose, debía hacer algo, y pronto. Si Goyan ya sabía de su fracaso significaba que, hiciera lo que hiciera, Akudaikan-sama terminaría por enterarse, pero si iba ahora mismo a por aquellas dos podría volver victorioso ante su señor, a pesar de no informar debidamente en esta ocasión.

-¡KAREHAN-DO-! –antes de que pudiera terminar, ya se escuchaba el crujido de las hojas agitadas por el viento -¡Oh, Karehan-dono, por fin ha aparecido! ¿Ya ha acudido a la presencia de Akudaikan-sama para informar de su nuevo fracaso? –No podía soportar a ese individuo.

-No será necesario, Goyan –dijo mientras le veía regocijarse, a la vez que su ira incrementaba –. Hoy es el día en que esas guerreras legendarias caerán.

-¿De la misma manera que se supone que caerían en su último encuentro? Además, Karehan-dono, no acudir en presencia de Akudaikan-sama dos veces no es lo más inteligente que un guerrero de Dark Fall pueda hacer –Karehan se contuvo todo lo que pudo para no atacar a ese sujeto.

-Esta vez… ¡Esta vez no dejaré que esas muchachas escapen! –le propinó un puñetazo en la pared de la cueva, que dejó un hueco de frustración.

-Ohhh, qué miedo, qué miedo. Karehan-dono, prométame que no se esforzará demasiado, por favor –sin decir más palabras, Karehan desapareció en un remolino de determinación –. Que tenga buena suerte, Karehan-dono –dijo Goyan con una amarga sonrisa, y poco después se encaminó hacia Akudaikan.


Perdido en el bosque estudiaba cómo sorprender a las guerreras legendarias. Cada plan que se le venía a la mente le parecía absurdo o ya lo había probado. Cada una de las veces que lo intentaba había sido frustrado, ¿cómo se explicaba la fuerza de esas dos? En eso estaba cuando algo empezó a sentirse extraño. El viento dejó de soplar y los animales callaron, las planta parecían asustadas, la luz del sol alumbraba tímidamente, como cohibida por una invisible nube. Karehan estaba lo suficientemente concentrado para no notar nada hasta que una presencia se materializó. Quién está ahí fue lo que alcanzó a preguntar antes de que la presencia avanzara hacia él. Se trataba de un hombre extraño, algo más bajo que Karehan, delgado, cristales rubíes adornaban su cuerpo azabache, con una cola robusta y mediana, que tocaba el suelo y le daba un aspecto amenazador. Su pelo, si a eso se le podía llamar pelo, se disponía en punta hacia atrás. Tenía un rostro pálido, que entraba en contraste con todo su cuerpo, y en él se hallaban unas orejas puntiagudas, nariz aguileña y labios indetectables, pero sus ojos, humanos y azules, le daban un aspecto frío, como listo para el combate.

-Karehan, me alegra poder hablar contigo frente a frente –a la vez que decía esto, paró a unos metros de él -. Mi nombre es Verzweiflung, y he venido a ayudarte.

-¿Ayudarme? –la expresión de Karehan se desencajó, y poco después esbozó una sonrisa –. Qué interesante. ¿Qué puedes ofrecerme tú exactamente? No necesito la ayuda de un lagarto con melanoma.

-Yo creo que sí –y sonrió. La sonrisa le sentaba fatal. De pronto, el espacio se deformó y ambos prontamente se encontraron rodeados por la oscuridad, y allí se podían observar cada uno de sus encuentros con las Pretty Cure. Uzainas derrotados, espíritus liberados y frustración acumulada, una y otra vez -. ¿Ves esto, Karehan? Es la imagen que has dado una y otra vez. Patético e inútil, es lo que pareces.

-¿¡Cómo has…!? –Cuando se volvió hacia él, ya no estaba.

-No hace falta ponerse violento –dijo, ahora desde su espalda -. ¿Acaso no es lo mismo que crees tú? Cada vez que esas dos han sacado esa fuerza indescriptible, por mucho que te esforzaras, siempre han acabado con tu empeño. ¿Cuánto tiempo crees que tolerará eso Akudaikan? –intentó atacarle, pero desapareció en las sombras, y en su lugar apareció una imagen de esas dos lanzando su Twin Stream Splash -. Es evidente que tu fuerza no es suficiente para pararlas, y sólo es cuestión de tiempo que desaparezcas en la oscuridad –se dio la vuelta para hacerle frente, pero vio que había tomado su mismo aspecto. Sus ojos irradiaban convicción, su cuerpo se veía lleno de energía y un aura imponente rodeaba ese cuerpo casi exacto al suyo -. Yo te ofrezco poder –era su voz, pero deformada por la de aquel sujeto, casi metálica -. Te ofrezco la oportunidad de hacerles frente con el poder de esa desesperación que corroe tu cuerpo. Te ofrezco la capacidad de conseguir tu objetivo y de demostrarle a tu señor qué es lo que de verdad vales. Te ofrezco la oportunidad de sobrevivir.

-¿Qué… qué eres? –Balbuceó Karehan, tras una breve pausa de consternación. Entonces el espacio volvió suavemente a su estado normal, y tras esto Karehan cayó de rodillas, exhausto.

-Soy tu última esperanza –y sonrió aún más.

-¿Qué ganas tú con esto?

-Es normal que no te fíes de mí. Pero creo que no te quedan muchas más opciones.

Dudó, pero ese poder sería lo necesario para derrotar a las guerreras legendarias. Además, como dijo aquel sujeto, no tenía más opciones, y accedió. Verzweiflung entonces le explicó exactamente lo que debía hacer y, tras unas cuantas aclaraciones, Karehan quedó satisfecho.

-Parece que mi presencia al final ha sido bien recibida –dijo Verzweiflung, ya sin sonrisa alguna.

-Estoy acostumbrado a la presencia de bichos raros –respondió con una deforme sonrisa.

Goyan no pudo reprimir un estornudo.


Después de clase, Saki y Mai habían quedado para ir a la playa. Mai quería pintar el mar, y Saki se ofreció para acompañarla, por no hablar de que Flappy quería pasar tiempo con Choppy jugando en la playa. Una vez allí, Mai se sentó en una roca y empezó con su trabajo, mientras que Saki veía a las dos hadas jugando juntas. Mientras esto, Alguien llegó gritando hermanita, y Saki observó que se trataba de Minori, que cargaba con una bolsa, seguramente con algo de comer, o eso esperaba ella.

-Como dijiste que ibais a venir hoy aquí, he decidido venir a ver cómo pinta Mai-oneechan. ¡Además os he traído caracolas! –dijo Minori con una gran sonrisa. Las dos hadas ya se habían transformado.

-¡Waaa! ¡Gracias, Minori! –tras esto, se dirigieron las dos hacia donde estaba Mai pintando, y Saki le propuso hacer un descanso para observar el mar perdiéndose en el horizonte mientras comían los bollos.

-Otra vez nos interrumpen-Lapi… –Flappy parecía ser el único que no se lo pasaba bien.
Un fuerte viento empezó a soplar y una carcajada sonaba con él. La arena se agitaba y el remolino que se formó no permitía ver nada. ¿Qué está pasando?, pensó Saki mientras escuchaba la carcajada, antes tapada por el silbido del viento, cada vez más cerca. Tiene que ser él, ¡otra vez!, pensó Mai mientras intentaba abrazarse a las dos hermanas.

-¡Saki, salgamos de aquí! –pero el viento era ya insostenible y las tres fueron elevadas por los aires. La carcajada cesó, junto con el viento, mientras Saki se levantaba como podía y veía a su hermana yacer inconsciente.

-Hoy no puedo perder –escucharon las dos que decía alguien a escasos metros de ellas -. Hoy tengo el poder de venceros. ¡Esta vez acabaré con vosotras!

Saki ayudó a Mai a levantarse, mientras se concentraba en el sujeto que tenía delante. Hoy se veía lleno de seguridad y de impaciencia, pero ella ya estaba harta de ese tipo. Miró que su hermana estuviera bien antes de transformarse.

-¡Lo estábamos pasando genial hasta que tú apareciste! ¡No pienso dejar que hagas lo que quieras, Karepan!

-¡ES KAREHAN!



-Pretty Cure… -murmuró casi inaudible –Pretty Cure… ¡¡PRETTY CUUUURE!! –Karehan gritó al cielo, preparándose para obtener el poder que le había sido prometido.

Pero no pasó nada. Ya habían pasado varios segundos, pero nada sentía. Las Pretty Cure se miraban entre sí, extrañadas. Entonces Karehan se dio cuenta de que había sido engañado. Su cara se desencajó por la furia, y las Pretty Cure lo observaban asustadas.

-¡¡¡UZAINAAAAA!!! –gritó todo lo fuerte que pudo, pero nada apareció. Karehan no lo podía creer -. ¿¡Qué… qué me has hecho, maldita escoria!? -Uzaina, era lo único que podía articular, una y otra vez, pero su poder le había sido arrebatado. Las guerreras legendarias no entendían qué estaba ocurriendo.

-¿Bloom, qué hacemos? –preguntó Egret, absolutamente perdida. Bloom, igual de aturdida, no supo qué contestar. Tras unos cuántos intentos fallidos de atacar, Karehan cayó de rodillas, conmocionado y exhausto, sin saber muy bien qué hacer. ¿Había todo terminado para él?

-Has recibido el poder de la desesperación, Karehan. ¿No creerías en serio que obtendrías el poder sin consumirte primero, verdad? –desde algún punto estaba Verzweiflung observando la escena, y esto fue lo que murmuró para sí -. Vamos, es hora de actuar.
Karehan entonces se rodeó de un aura granate, algo parecía escaparse de él. Las chicas se dieron cuenta y se pusieron en guardia. Algo voluble parecía consumir a Karehan poco a poco, y no parecía obtener forma alguna, más bien parecía expandirse sin control. El viento soplaba más y más fuerte, y la masa rojiza se hacía cada vez más oscura y menos inocua, hasta que se produjo una explosión que lanzó a las guerreas por los aires, junto con Minori, niña que Bloom atrapó como pudo y voló con ella. Cuando las chicas se incorporaron, vieron un Karehan cambiado, ennegrecido, más grande y con los ojos rojos. Ahora sí que parecía distinto.

-¡PRETTY CUUUUUURE! –y se lanzó a por ellas. Sus movimientos eran rápidos, tanto que no pudieron reaccionar y volaron otra vez por los aires. Lanzó unas esferas de energía del mismo color de la masa que tan sólo unos minutos antes consumía a Karehan e impactó de lleno, y las Pretty Cure aterrizaron, por decirlo de alguna manera, contra un acantilado. Ese individuo embutido en energía se poso a escasos metros de ellas, que yacían casi inconscientes.

-Lo sientes, ¿verdad? Sientes cómo la energía fluye. Eso es porque has dejado que la desesperación se apodere de ti –Escuchaba Karehan en su mente, pero no avistaba a aquel en ningún sitio -. Acaba con ellas de una vez, tengo otro trabajo para ti después de esto –como un androide obedeció, y se dirigió despacio hacia las que tantos problemas le habían causado.

-Desapareced –Y disparó.

Pero esto no había terminado todavía.

-Lo estábamos pasando tan bien…

-¡Hasta que apareciste tú! –las guerreras habían usado la fuerza de los espíritus y habían detenido el ataque. Ahora se encontraban frente a él, desafiantes. A Karehan no le gustó su reacción y empezó a atacarlas, pero las chicas devolvieron los golpes rápidamente. Empezaron a intercambiar golpes, pero ninguna de las dos partes cedía, así que Egret le atacó por uno de los lados y éste se desequilibró, concediendo a Bloom la posibilidad de usar la fuerza de los espíritus para estrellarlo contra el océano.

-Pretty Cure… -murmuró Verzweiflung. Karehan se levantó rápidamente y lanzó multitud de esferas contra las chicas, pero estas, llenas de determinación, las evadieron y en poco tiempo se hallaban otra vez frente a Karehan, que había perdido toda la concentración.

-¡El paisaje era precioso! ¿Por qué tienes que empeñarte siempre en meterte en nuestras vidas? –Egret le dio un puñetazo en el estómago y lo lanzó hacia arriba.

-¡Has destrozado nuestra tarde con Minori y le has hecho daño, no te lo perdonaré! –y de un golpe lo devolvió a la playa. Ellas siguieron el mismo camino y aterrizaron en el litoral. Se miraron entre ellas y se prepararon para terminar -. Vamos allá, Egret.

-¡NO! –Karehan se levantó, rebozando esa aura maligna. Pero su voz había cambiado, ahora era casi chirriante -. Aún no destruiréis este cuerpo, ¡Ahora entenderéis el poder de la desesperación! ¡Enséñales el significado de la desesperanza, Zetsukonton!

El aura granate empezó a dispersarse rápidamente por todo el espacio y, cuando hubo ocupado todo el cielo, se concentró toda en una masa casi tangible, que consistía en un monstruo parecido a un hombrecillo dibujado por un niño atado a unos hilos a modo de marioneta, sólo con una boca que se movía libremente por esa cabeza, con una mueca estática y siniestra.

-Zetsu-kuuuuun~ -Se escuchó una voz hiriente para los oídos, e inmediatamente después las chicas se encontraron con esa cosa abalanzándose sobre ellas. Intentaron defenderse pero fue inútil, salieron disparadas de nuevo hacia el mar, aunque mientras volaban se toparon otra vez con esa criatura y las devolvió a la playa. Se hallaban otra vez tendidas.

-¡Eso es Karehan, eso es! Pero, ¿sabes? Después de todo lo que te han hecho sufrir esas dos, ¿qué menos que hacerlas experimentar la desesperación? ¡Que prueben aquello por lo que tú has pasado! –lo poco que le quedaba a Karehan de conciencia no parecía entender, pero vio en la lejanía a la niña pequeña y sonrió.

-¡Cure Bloom! –Empezó a decir con un tono burlesco, ya con su voz habitual -. En orden de que entiendas aquello por lo que he pasado, te perdonaré la vida por ahora –Cure Bloom levantó la cabeza a duras penas y dirigió la mirada hacia Karehan -. ¡Te dejaré presenciar cómo acabo con esta niña y sentirás en ti misma el auténtico dolor! ¡Por tu culpa esta niña no volverá a ver la luz del sol! ¡HAHAHAHAHAHAHAHAHAHAHA!

Bloom se congeló. Tenía los ojos desorbitados porque no podía hacer nada para levantarse, por mucho que lo intentara, pensaba que todo era el fin. Egret la cogió de la mano y Bloom la miró, pero aún estaba conmocionada.

-¿Sabes, Bloom? Desde que te conocí siempre afrontas el día a día con una sonrisa. Eso es algo que admiro, porque cuando me siento triste y te miro, siento que puedo soportar todo lo que me pueda suceder. Estoy segura de que posees el poder de contagiar la esperanza porque yo lo he experimentado. Ahora quiero ser yo quién te ayude, porque no estás sola. Juntas vamos a sonreírle al mundo hoy, ¿vale?–Egret sonrió aunque su cuerpo ardía de dolor.

-Egret… -Bloom entonces se relajó, sonrió con su compañera y empezó a levantarse, cogida de la mano con su amiga -. Vamos, Egret, aún tenemos algo que terminar.

-¡Sí! –pronto ambas se hallaron de pie y empezaron a recoger la energía de los espíritus. Brillaban y brillaban, como la Luna y el Sol, disipando la oscuridad que las rodeaba.

-¿Aún podéis levantaros? Qué interesante, pero no tenéis nada que hacer. ¡Ve, Zetsukonton!

-Zetsu-ku- -antes de que reaccionara la bestia, Las Pretty Cure ya estaban enfrentándose a ella –. Ze… zetsu… ¡ZE! –el monstruo no podía moverse, se podía sentir la rabia de aquellas dos azotando el cuerpo del monstruo. Intentó agarrarlas en más de una ocasión, pero no era capaz de calcular dónde estaban. Tras un rato, ambas juntaron toda la energía que pudieron y…

-¡AAAAAAAAAAAAAAAHHHHHHHHH! -…la marioneta voló, para sorpresa de Karehan. Éste entonces aprovechó y se dirigió hacia la niña. Egret lo vio, y avisó a Bloom de un grito y la lanzó por los aires hacia donde estaba su hermana. Para cuando Karehan llegó, se topó por sorpresa con Bloom, que lo miraba con una semblante serio.

-Jamás… ¡Jamás vuelvas a intentar tocar a Minori! –y concentró toda su fuerza en un puñetazo que mandó a Karehan junto al Zetsukonton.

-¡Bloom, acabemos con esto!

-¡Sí!



Karehan atrapó el ataque con sus manos, con la ayuda del monstruo.

-La derrota no es una opción… hoy me llevaré esas hadas… ¡hoy sabréis qué es por lo que yo he pasado!

-Te equivocas, Karepan .Queremos proteger a nuestros seres queridos. Minori, Flappy, Choppy,… ¡No dejaremos que tu egoísmo se apodere de aquello que queremos proteger, por eso la desesperación no es una opción!

-Nunca ganarás si sólo piensas en conseguirlo todo haciendo daño a los demás. ¡El poder de querer seguir sonriendo junto a nuestros amigos no te lo permitirá!

-¡SPLAAAAAAAAAAAAAAASH!

-No sirves –dijo Verzweiflung para sorpresa de Karehan. Tanto Zetsukonton como su poder adicional empezaron a desaparecer -. El poder te supera, no puedes albergar todo lo que te ofrezco. No seré yo quién te liquide, lo harán las Pretty Cure. Usaré bien esta última desesperación tuya, no te preocupes.

-¿¡Qué estás diciendo; qué significa esto!?

-Te equivocaste al pensar que no tenías nada que perder. Siempre hay un lugar peor que el purgatorio –y antes de que pudiera replicar, éste ya se había desvanecido. Karehan, desolado, decidió retirarse.

-¡ES KAREHAAAAAAAAN! –y desapareció de la batalla.


Egret y Bloom cayeron al suelo, exhaustas, y poco después Bloom empezó a llorar. Egret sabía que el que pudiera perder a su hermana había sido chocante para ella, y la abrazó para compartir con ella esa desazón. Después, despertaron a Minori y regresaron a sus respectivas casas, donde tuvieron que dar muchas explicaciones por lo tarde que se había hecho.


Karehan, salvado por ahora de la desaparición, cayó en el refugio inconsciente, ya que había usado sus últimas energías para escapar. A su lado se encontraba una sombra con un semblante serio. Quizás debería intercambiar unas palabras con Verzweiflung-dono, y se esfumó en la penumbra.


-He calculado mal, me temo. Aún así, Karehan no durará mucho más. Es cuestión de tiempo que las Pretty Cure se encarguen de él. Por ahora es suficiente, no puedo llamar más la atención. Esperaré para encontrar otro candidato digno –dijo Verzweiflung mientras jugueteaba con un siniestro muñeco de barro. De repente el muñeco se deshizo en sus manos, y, al igual que vino a la ciudad, desapareció entre las sombras del bosque.


Poco después Karehan se encontró ante Akudaikan y tuvo que encaminarse en un último asalto ante las guerreras legendarias. Ya no contaba con el poder de Verzweiflung, pero sí con el de Uzaina, y se encaminó en un combate a muerte. Los últimos gramos de desesperación fueron bien aprovechados, tal y como le había prometido aquel extraño individuo, antes de desaparecer.




Podéis comentar y criticar todo lo que queráis, de hecho no sé si me quedó corto o largo, así que estaría bien tener una orientación con respecto a eso para el segundo capítulo, que ya tengo pensado.

Bueno, si estáis leyendo esta línea, o bien habéis ido directamente al final del post u os habéis leído el relato. En todo caso, gracias por leerlo :)[b]


Última edición por Bunbee-san el Vie 19 Abr 2013, 18:27, editado 1 vez
avatar
Phoenix Mode
Cure Favorita :
Cure Lemonade

Fecha de inscripción :
16/01/2013

Localización :
Mystic Forest

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

:lemonade: Re: Zetsubou no monogatari

Mensaje por pablot8806 el Jue 04 Abr 2013, 22:25

waaaa bunbee me encanto la redaccion, incluso senti como q pudiste mantener la actitud propia de cada chica, lo mas original posible. yo sinceramente los fic donde usan los mismos personajes no me agradan porq como q no mantienen el caracter, pero veo q vos si pudiste lograrlo casi un 95%, tu malo inventado tambien me agrado, en fin sigue asi, en cuanto al relato a mi particularmente me parecio justo ni largo ni corto
avatar
Yes! 5 Go Go
Cure Favorita :
todas

Fecha de inscripción :
13/07/2011

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

:lemonade: Re: Zetsubou no monogatari

Mensaje por Cure Elegance el Vie 05 Abr 2013, 07:07

Te lo dijeeee...

Dios, qué tocho, voy a por palomitas para leerlo (?)

Comencemos por la introducción. Está muy bien desarrollada y no está a un nivel lingüístico muy elevado, al igual que Pretty Cure, con lo que está de fábula. Ahora bien, me he descojonado con el nombre de Verzweiflung. Me parece apropiado llamarlo 'Desesperación' en alemán, pero es que me suena ridículo, lo siento xDD

Sigamos por el capítulo en cuestión. El desarrollo me ha parecido sublime, y la inclusión de los videos de transformación, una muy buena idea. Lástima que no te hayas fijado en que son privados, no puedo verlos. Personalmente creo que podrías haber desarrollado un poco más y mejor la parte de batalla, así como la acción de las chicas en la playa (antes de que llegara Karehan, pero bueno, como se supone que te centras en los villanos eso no es especialmente importante). La redacción está impoluta (salvo por esas pequeñas faltas que siempre se nos pasan a todos, servidor inclusive), con descripciones bastante detalladas y una buena trama para la 'brevedad' del relato. Por otro lado, como ha dicho Pdt, sigues el concepto de los OC muy bien (poniéndome muy exquisito, parece que Mai habló mucho), hasta me los imaginaba con sus voces reales y pegaban genial.

Como ya he dicho, lo único que cabría de mejorar ligeramente sería el detallar con mimo las escenas de batalla (haz como yo, imagínatelas bien y luego plasma lo que ves en tu mente), puesto que es el auge de tu obra al estar centrada en los villanos. Eso, y poner los videos para que todos puedan verlos xDD

En definitiva, quizás uno de los mejores fics que leo en muuuuuuuucho tiempo, y créeme que leo muchos. ¡Esperando el próximo capítulo!
avatar
Yes! 5 Go Go
Cure Favorita :
Cure Elegance

Fecha de inscripción :
05/06/2011

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

:lemonade: Re: Zetsubou no monogatari

Mensaje por Bunbee-san el Vie 19 Abr 2013, 19:17

Antes que nada decir que no comenté antes para no tener que volver a hacer doble post, no porque se me haya olvidado (aprendo poco a poco, pero aprendo XD).

Lo segundo, estoy consternado por la aceptación que tuvo en vosotros dos. No esperaba ni de lejos una reacción similar, y tengo que reconocer que eso me presionó por si a lo mejor no seguía igual de bien. Pronto lo sabremos de todas formas. He tomado nota de lo que parecía que debía mejorar y lo he intentado, pero aún así creo que no lo he conseguido. Es más, éste será más largo y quizás menos atractivo, pero eso no quiere decir que sea desastroso.

Comentarios puntuales: tengo que reconocer que lo de "Verzweiflung" fue lo primero que se me ocurrió, no me lo curré mucho XD; maldito Youtube, yo pensaba que los privados se podían ver y luego me entero de que esos son los ocultos XDDD en fin, que ya están disponibles los vídeos anteriores y los de hoy.

Advertencias (especialmente dirigidas a Elegance, que sé que lo lee y esto le puede interesar): la trama se desarrolla en la temporada siguiente, es decir, Yes! NO he puesto spoilers grandes y dramáticos; sin embargo puedo decir que:
Se mencionan relaciones entre malos; se enseñan los nuevos ataques; referencias a los capítulos 23, 24 y 25; referencias posteriores al capítulo 25 en cuanto a Arachnea-kun y Gamao-kun; participa Hadenya-san; la acción se desarrolla, aproximadamente, entre los capítulos 42 y 43 (más o menos).

Si sigo escribiendo terminaré por hacer mitad introducción mitad relato, así que paro ya. Ojalá guste tanto como el anterior y espero que os lo paséis bien leyéndolo :)




Capítulo II: Nightmare

-¿Lo has sentido, verdad?

-Sí. ¿Crees que serán ellos?

-Estamos todos aquí y ya no se siente nada. Quizás sólo fuera una falsa alarma.

-Esto no me gusta nada…

-Tranquilo, estaremos alerta. Vamos, nos están esperando.


Era un día perfecto de otoño. Lucía en lo alto el sol, sin nubes que lo bloquearan, y atenuaba el frío provocado por un viento que soplaba suave pero decidido. Aquellas hojas caducas volaban en hermosas masas o solitarias, y caían de manera que tapizaban el asfalto o la tierra, para deleite de los amantes de esta época del año. Los niños se podían ver divirtiéndose en los parques o con sus madres, jugando entre vorágines de hojas muertas o con cualquier otra cosa; son niños, al fin y al cabo. De repente aparece en escena una chica con una sonrisa en su rostro, veía cómo los niños disfrutaban y ella disfrutaba con ellos, hasta el punto de que se habría unido de no ser porque había gente que la estaba esperando. Sin embargo sintió que debía detenerse al ver cómo uno de esos niños caía al suelo y empezaba a llorar. Se acercó, se agachó y, tranquilamente, extendió sus manos y hacía como si intentara curarlo:

-Dolor, dolor, ¡sal volando! –cogía ese dolor invisible y lo lanzaba, lejos de allí -. Dolor, dolor, ¡sal volando! –así estuvo hasta que el niño cambió el llanto por mirar a la chica de manera extraña. Cuando ella notó el cambio, paró, y le sonrió -. ¿A que ahora estás mejor? Este conjuro me lo enseñó mi mejor amiga cuando yo era pequeña. ¡Estoy segura de que a ti también te será útil! –sin saber muy bien qué había pasado, el niño sonrió y se levantó, y rápidamente volvió con sus amigos tras darle las gracias a esa chica, y mientras se alejaba, ambos se despedían moviendo sus brazos.

-Es increíble la mano que tienes con los niños –escuchó que alguien decía desde su espalda. Era un acento extranjero, no era japonés. Se dio la vuelta para ver quién le hablaba. Era un hombre bajo y delgado embutido en un traje azul oscuro con rayas blancas, sombrero y bastón. Eso le llamó la atención rápidamente porque creía haberlo visto antes en algún sitio. En su cara se podía apreciar un semblante serio y unos ojos azules aterradores, y todo esto hacía a ese hombre bastante sospechoso. O eso habría sido lo normal.

-El secreto está en hacerle ver que todo va bien, y la mejor manera de lograrlo es tener la certeza de que es así. ¡La sonrisa es la mejor cura! –y esbozó una sonrisa exagerada sólo para demostrar su teoría. Ese hombre no cambió su expresión.

-¿Por qué le has ayudado? –se limitó a decir -. He visto que no tenía nada que ver contigo, ¿por qué lo hiciste? –ella lo miró, extrañada. Tras unos segundos, se limitó a sonreír.

-Todos necesitamos ayuda de vez en cuando. Cuando no eres ayudado, a veces te pierdes en un camino de salidas falsas. Es por eso que no necesitamos ninguna razón para ayudar a los demás –quedaron en silencio unos segundos, ninguno de los dos quitaba la vista del otro -¡Ya sé! –dijo de repente la chica, con expresión de sorpresa, y sacó algo de su bolsillo. Se trataba de una pulsera de color blanco y azul, parecía estar hecha a mano, con un corazón azul algo más grande que el resto de piezas -. Es bonito, ¿a que sí? Los hace una amiga mía, y este te lo quiero dar –él, sin cambiar de cara todavía, dirigió la mirada hacia la mano extendida de la chica.

-¿Por qué?

-Siento que debo dártelo –y sonrió. Así estuvieron unos segundos hasta que aquel extendió su mano y la posó sobre la de la chica.

-¿Cómo te llamas, muchacha?

-Yumehara Nozomi. ¡Encantada! –sonriendo aún más respondió. El sujeto entonces retiró su mano de la de ella habiendo cogido el obsequio. Lo observó inquisitivamente un momento y lo guardó en su chaqueta.

-Yumehara Nozomi-san, creo que es momento de irme. Nos volveremos a ver –con esto el hombre siguió su camino sin volver a mirar a Nozomi a la cara, y ésta se volvió para despedirse. Cuando continuó andando, cayó en la cuenta de que no le había preguntado su nombre, pero al volverse, aquel ya no estaba ahí.

-Cure Dream… -se dijo para sí Verzweiflung, mientras observaba a Nozomi desde los árboles. La imagen de Cure Bloom y Cure Egret derrotando a Zetsukonton se le vino una vez más a la mente. Tras unos segundos, simplemente desapareció.


-Está aquí, me temo.

-No debería sorprenderme que tú también lo hayas sentido.

-Oh, no sabía que estaba usted aquí, superior.

-¿Qué piensas hacer?

-Sabe tan bien como yo que esto requiere un primer movimiento suyo.

-No te relajes, esto aún no ha empezado.

-¿Le apetece un poco de té?


Nuts, Coco, Milk y las cuatro chicas restantes estaban en Natts House cuando Nozomi llegó. Habían quedado para charlar, como tantas otras veces, y comer dulces. Sin embargo había algo nuevo, y es que habían pensado, mientras Nozomi llegaba, en ir a dar un paseo por los parques otoñales, y todos parecían de acuerdo. Cerraron Natts House, y los ocho se encaminaron hacia el exterior, entre risas.

-Otra vez esta sensación –le dijo Nuts a Coco por lo bajini -. ¿Qué está pasando?

-Yo también lo he vuelto a sentir… ¿deberíamos hablar con ellas?

-De nada serviría preocuparlas, pero esto me empieza a molestar mucho.

-¡Ey, vosotros dos! ¿De qué estáis hablando? ¡Rápido, que os quedáis atrás! –oyeron que gritaba Nozomi más adelante, así que olvidaron el asunto por ahora y les dieron alcance.

Pasado un rato encontraron a un hombre extraño avanzando hacia ellos. Tenía la mirada fija en ellos, y paró a unos metros. Coco y Nuts avanzaron y se pusieron delante, observándolo en silencio. Milk rápidamente fingió ser un peluche y se quedó inmóvil en los brazos de Karen.

-¡Hola otra vez! –Coco y Nuts se volvieron y no tuvieron tiempo de ver cómo Nozomi avanzaba hasta encontrarse con ese tipo –Menuda casualidad, ¿verdad? –el hombre no respondió, aunque tenía la mirada fija en ella.

-Nozomi, ¿quién es? –dijo Rin, desconfiada.

-Cuando iba de camino a Natts House me encontré con él y hablamos un rato. ¡Oh, es verdad! ¿Cómo te llamas? Es que antes se me olvido por completo preguntarlo, tehee…

-Yumehara Nozomi-san, me alegra volver a verte. A decir cierto quería hablar de ese regalo tuyo.

-¿Regalo? –siguió Rin, inquisitiva.

-Le regalé una de tus pulseras, Rin, creo que le gustó, ¿verdad, verdad?

-Ah… ¿Sí? –y Rin empezó a acercarse a ese hombre.

-¿Así que eres tú quién las hace? Yumehara-san me habló de ti.

-¡Oh! ¿Y cuál te regaló? ¡Enséñala, enséñala! –dijo Urara desde atrás, y avanzó hasta donde estaban los tres.

-Oye, Urara, ¡un poco de educación!

-Pero si tú eres la primera que más quiere verla, ¿verdad? –le respondió sonriendo.

-Ya… bueno… puede ser –y las tres rieron. Karen miró a Komachi extrañada, y esta se limitó a sonreírle y a señalarle con la cabeza que avanzaran. Ay que ver… pensó Karen, y avanzó también con una sonrisa.

-Nuts-san, Coco-san, ¿no tenéis curiosidad? –les dijo Komachi mientras avanzaban hacia el grupo. Estos, sin estar muy seguros, avanzaron. Aquel hombre, rodeado por cinco chicas curiosas, dos chicos desconfiados y un peluche, sacó del bolsillo de su chaqueta la pulsera.

-Creo que los colores te sientan bien. Pero, Nozomi, ¿por qué se te ocurrió que este hombre querría algo así? –le dijo Rin, tras sonreírle a aquel sujeto.

-Tehee…

-¡Nada de “Tehee”! –todos parecían estar pasándolo genial.

-No es usted japonés, ¿verdad? –dijo Karen dirigiéndose al impertérrito individuo -. Le pido disculpas si mis amigas han sido muy descorteses.

-Jeje… a lo mejor no me he comportado como la mujer que soy –dijo Nozomi dándose cuenta de su error, y todos se la quedaron mirando. Esto provocó que aquel hombre sonriera, por fin, lo que puso de mejor humor, aún si cabía, a Nozomi.

-Dream Collet. Dadme el Dream Collet –y sonrió aún más.


-¡Hadenya-san! ¡Bunbee-san! -los dos que Kawarino requería se presentaron de inmediato.

-¡Sí!

-¿Qué pasa, Kawarino-chan? Estaba planeando ir a conseguir el Dream Collet ahora mismo.

-Hadenya-san, pare, por favor. Los he llamado porque tengo una misión importante para ustedes.

-¿Misión? ¿Qué clase de misión? Y lo más importante, ¿por qué tendría que trabajar con el masajista?

-¿Ma-masajista?

-Necesito que vayan al encuentro de las Pretty Cure y detengan lo que está a punto de pasar. La prioridad es que eviten que lo que se desatará en breve se extienda, y si pueden traer consigo el Dream Collet, mucho mejor, por supuesto. Y deben trabajar los dos juntos, no será tarea fácil, se lo aseguro. Y más para ustedes dos, Hadenya-san y Bunbee-san, que no han conseguido traer el Dream Collet con todas las oportunidades que han tenido, ¿me equivoco? –las palabras de Kawarino le sentaron como un mazazo a Hadenya. Compararlo con ese abejorro, cómo se atrevía.

-Esto, Kawarino-san, en el contrato no pone nada de misiones secundarias…

-¡El contrato especifica que harán lo que sea necesario para garantizar que el deseo de Desparaia-sama se haga realidad, Bunbee-san! –con esto Bunbee no tuvo mayor remedio que callar -. Ahora vayan y encuentren a esas chicas, el tiempo corre en su contra.

-¡Sí!

-Tch, volveremos lo antes posible –y desaparecieron.

-¿Esta es tu gran jugada Kawarino, encomendar a los subordinados? –Bloody se levantó de la silla que ocupaba y avanzó hacia éste despacio.

-Hace mucho que se dedica a observar todo desde su caliente asiento, Bloody-san –dijo Kawarino sin dirigirle la mirada -. Los nuevos tiempos requieren nuevas medidas.

-¡Hmp! –golpeó el suelo con su bastón y desapareció.

-Esperaba esa respuesta, Bloody-san.


El semblante de las chicas cambió de repente y retrocedieron, menos Nozomi, y Coco y Nuts se pusieron en guardia. Así que eras tú…, murmuró Coco. Nozomi lo miraba fijamente, con cara de sorpresa, negando con la cabeza.

-Era broma –la sonrisa le sentaba fatal. Entonces levantó su bastón, decorado con una runa granate, y éste empezó a temblar -. Es hora de jugar un rato, Pretty Cure. ¡Enséñales el poder de la desesperanza, Zetsukonton! –la runa se rompió y algo empezó a inundar el espacio. Zetsukonton apareció en el aire, y rápidamente árboles empezaron a juntarse donde él estaba. Tras una explosión que les pillo por sorpresa, apareció una marioneta hecha de troncos de madera, con hojas amarillas a modo de pelo a lo afro. Además en esta ocasión su sonrisa no brillaba ni se movía, sino que estaba inmóvil en su cabeza.

-Zetsu-kuuuun~ -la bestia se posó en el suelo, y extendió un brazo hacia donde estaba su invocador, como protegiéndolo. Cuando todo se tranquilizó, Nozomi se reunió con sus compañeros, y Coco, Nuts y Milk se escondieron en los árboles.



-Sé lo que estáis pensando, pero no vengo de parte de los Nightmare. Sólo necesito un poco disturbio. Vuestra muerte no me vendría mal. No, la muerte de alguna sola sería mejor, estoy seguro que…

-¡Basta! –le interrumpió Dream. En sus ojos se podía apreciar el dolor que sentía -. ¿Por qué… por qué has tenido que hacer esto? Yo pensaba que éramos amigos…

-Vuestro concepto de la confianza me repugna –la pulsera, que aún tenía en la mano, la dejó caer al suelo y el monstruo la aplastó de un golpe seco -. Espero que con esto te quede claro, Yumehara Nozomi-san, no, Cure Dream, que no me interesa lo más mínimo lo que me puedas ofrecer. Vamos, Pretty Cure, no necesito más demora.

-Con que tú eras la amenaza que debíamos erradicar, ¿no? –la voz de alguien se escuchó desde detrás de las chicas.

-Buenas tardes, Pretty Cure. Hoy no venimos a jugar con vosotras, tenemos algo mejor que hacer –una voz diferente se pronunció, y aparecieron Bunbee y Hadenya, aún sin transformar.

-Justo a tiempo, Bunbee y Hadenya –dijo aquel hombre, ya sin sonrisa. Los Nightmare se transformaron y sacaron sus máscaras, ante la mirada confusa de las Pretty Cure. Avanzaron lentamente sin prestar atención a sus desorientadas observadoras, y en poco se hallaron frente al Zetsukonton. El hombre avanzó hasta lo que quedaba de la pulsera que le habían regalado y se agachó para recoger el corazón azul, que era lo único que permanecía intacto -. No quiero aburrirme mucho hoy, tomad –y lanzó su bastón y el corazón hacia donde estaban los dos Nightmare -. Serán un buen Kowaina.

-¿Te crees muy interesante? –dijo Hadenya, sonriendo y mirándolo a los ojos.

-Pues a mí me parece buena idea…

-¡Silencio! –y usaron esos objetos como monstruos, tal y como les habían propuesto. Del corazón salió una masa azul oscura, sin extremidades, ante la mirada de horror de las chicas. Del bastón sí salieron extremidades, y la máscara se dispuso donde antes estaba la runa.

-Kowaaainaaaa…

-¡Kowaina! –ya estaban ambos monstruos encarando al Zetsukonton.

-¡Perfecto! Un momento,… uno, dos tres, cuatro,… nueve contra uno, eso es un poco injusto, ¿verdad? Vamos a igualar un poco la balanza. Adelante, Desesperados, ¡remitid vuestro dolor! –tras sus palabras unas sombras aparecieron frente a él que poco a poco adquirieron forma. Para sorpresa de todos los presentes, se encontraron con tres cuerpos que reconocieron enseguida, pero rodeados de un aura granate, y en sus caras se encontraba una máscara, una máscara que hizo que Hadenya y Bunbee se estremecieran. Bunbee bajó la guardia, y avanzó poco a poco hacia los tres individuos.

-¿Girinma-kun? ¿Gamao-kun? Y… ¿Arachnea-kun? ¿Qué estáis haciendo aquí?

-Es inútil, Bunbee. Ya no son de este mundo. Los he rescatado de las sombras para que usen toda esa frustración y derroten a aquellos que tanto dolor les causaron. No sólo las Pretty Cure, sino también a su despiadada compañía. Se ahogaron en una desesperación y ahora sólo pueden sufrir, y vosotros pagaréis por ello –aquel individuo volvía a sonreír, y mientras hablaba empezó a elevarse en el aire -. Ahora sólo existen para exterminaros, y yo les he dado el poder que necesitan –pronto se halló encima del Zetsukonton, y los hilos que le colgaban de las extremidades fueron a parar a sus manos -. Ahora estamos todos los invitados, damas y caballeros, es la hora de que comience la masacre. ¡Adelante, Desesperados!

El Zetsukonton, o mejor dicho, aquel hombre trajeado, empezó a moverse, azotando con dos grandes golpes a los Kowaina que tenía delante, lanzándolos lejos de allí.

-Venga ya, podéis hacerlo mejor –gritó, y rápidamente se fue tras los monstruos. Cuando Hadenya se disponía a perseguir a aquel, Gamao la interceptó, aún sin transformar.

-¿Crees que puedes derrotar a una superior, Gamao? Me da igual qué es lo que te han hecho, hoy te voy a enseñar un poco de modales –dijo cargada de soberbia, a la vez que Gamao se transformaba, y se atacaron mutuamente. Bunbee, aún consternado, se vio sorprendido por Arachnea, pero él no parecía salir de su asombro.

-Arachnea-kun, te dije que no usaras las armas de ese monstruo... –acto seguido ella se transformó -. Arachnea- -antes de terminar, ésta ya se le había abalanzado.

-Ellos son… ¿los tipos que derrotamos? –alcanzó a decir Lemonade, con los ojos desorbitados. Poco después se dispuso Girinma, bastón y sombrero en mano, aún sin transformar.

-¿Qué les ha pasado…? –igual de consternada Mint preguntó a sí misma, en voz alta. Girinma se transformó, y dejó caer su sombrero y su bastón una vez lo hizo.

-Q-Qué os hemos hecho… -balbuceó Dream. Girinma salió a su encuentro, pero no obtuvo resistencia, por lo que se posó en medio de las cinco y generó una onda expansiva que las mandó volando en todas las direcciones.

El Kowaina que había generado Hadenya, aquel que poseía al bastón, lanzaba rayos que interceptaba fácilmente el Zetsukonton con sus brazos, mientras que aquel que poseía el corazón embestía a la bestia desde todos los laterales, que hacían tambalear a su objetivo.

-¿Este es todo vuestro poder, máscaras? –y usó a su muñeco para, con una mano, agarrar al bastón desde la base, haciéndolo disparar aleatoriamente rayos hasta que lo usó a modo de bate contra el otro, y así mandarlo por los aires. Hecho esto mandó al bastón junto con su compañero. El hombre entonces se tomó un respiro para observar lo que había generado: Hadenya encajaba bien los golpes de Gamao, pero Gamao tampoco cedía ante su rival; cuando Hadenya usaba las plumas para despistarlo, el hombre-rana las neutralizaba con rayos provenientes de su máscara, lo que sacaba de quicio a su enemiga. Bunbee, por su parte, se defendía como podía de los golpes de Arachnea, pero no se molestaba en devolverlos, en su cara se podía observar la preocupación. En cuanto a las Pretty Cure no parecía que estuvieran haciendo gran cosa, sólo se veía a Girinma yendo de extremo en extremo propinando golpes, y ellas los recibían como podían

-Lo siento… siento vuestra desesperación… siento vuestro dolor… un poco más… ¡Un poco más! –murmuraba con palabras llenas de sadismo. Para cuando terminó de recrearse sus rivales volvían hacia él, pero esta vez uno el Kowaina corazón atacó primero, aturdiéndolo, lo que dejó la posibilidad al otro de dispararle de lleno y mandarlo lejos -. Jajaja, ¡ahora vais a ver! –gritó de manera que se podía palpar su excitación en las palabras.

-Maldita sea, ¿de dónde ha sacado esa velocidad? –se decía para sí Hadenya visiblemente agotada, y mientras pensaba apareció Gamao por la espalda y le propinó una descarga con un rayo que la dejó tumbada en el suelo. Gamao, sin perder un segundo, usó su lengua para atrapar a su rival y levantarla mientras la comprimía.

-¡Despierta, Arachnea-kun! ¡Sé que dentro de eso que te han hecho aún puedes escucharme! –pero sus intentos eran fútiles, y pronto ella lo cogió desprevenido y usó sus patas para lanzar a Bunbee al suelo. Luego de esto, usó su telaraña para retenerlo y estrujarlo.

-¿Es esto… el dolor de la desesperación? –decía Dream en voz baja, y Rouge, que se hallaba tendida a su lado, la escuchaba perfectamente -. ¿Están sufriendo… por nuestra culpa?

-Nozomi… -Rouge estaba tan consternada como ella, pero estaba claro que su amiga necesitaba ayuda, así que se levantó como pudo, se arrodilló a su lado, y extendió sus manos hacia ella –Dolor, dolor, ¡sal… volando! Dolor, dolor, ¡sal… vo…lando…! –realizaba un esfuerzo muy superior a ella para soportar las heridas que tenía y sonreírle, a la vez.

-Rin-chan… -y Rouge cayó, sin poder mantenerse por más tiempo.

-¡Dream! –oyó que alguien la llamaba desde los árboles. Era Coco, que había salido de su escondite. Rápidamente se encontró con que él avanzaba hacia ella y al poco tiempo llegó -. Nozomi… tú eres quién nos da la esperanza siempre… si tú te vas… -antes de que pudiera terminar, Girinma llegó y lo lanzó lejos de allí, transformándolo y dejándolo tendido. Ahora él la encaraba sin mover un músculo. Dream observó a sus amigas, derrotadas, luchando por intentar levantarse sin éxito, e incluso Lemonade parecía estar inconsciente. Observó cómo Coco, en un esfuerzo por defenderla, había terminado herido, y no se movía. Observaba cómo esos cuerpos controlados torturaban a los que habían sido sus enemigos durante todo ese tiempo, y veía cómo el sufrimiento los corroía. Observaba cómo esos mismos cuerpos habían sido manipulados… por su culpa.

-Pretty Cure de la esperanza –resonó en su cabeza una voz que desconocía -. Estarás de acuerdo conmigo en que ya has visto suficiente por hoy. Vamos, duérmete. Deja que todo se arregle cerrando los ojos.

-¿Cerrando… los ojos? –preguntó con hilo de voz.

-Así es. Todo es sencillo si simplemente lo abandonas. No tienes por qué seguir con esto. Deja que todo se desvanezca, no tienes por qué seguir sufriendo. Huye –Dream bajó la cabeza y su transformación desapareció. No parecía estar consciente porque no se notaba siquiera si respiraba o no -. Buenas noches, Yumehara Nozomi.


Pasaron los segundos y sólo se escuchaba a aquel hombre de traje reír y los golpes que intercambiaba con los Kowaina, además de los gemidos de Hadenya y Bunbee por verse atrapados por los que no hace mucho habían sido sus compañeros de empresa. Lentamente una niebla granate y densa se apoderó del campo de batalla, actuando como un somnífero sobre todos los combatientes salvo en aquel hombre exultante, que reía y reía mientras bailaba con su marioneta bajo esa sangrienta lluvia de desesperación. Algo azotó la cabeza de Nozomi como si de un martillazo se tratase. Nunca más quiero que nos volvamos a sentir así. Esas palabras las había dicho ella pero, ¿cuándo? Tenía la cabeza nublada. Entonces un cascabel resonó en su memoria, y poco después vio un llavero multicolor. Nozomi abrió los ojos. ¿Por qué ese sonido despertaba en ella esa gran pasión? Pocos segundos después sus ojos se empañaron por las lágrimas. Recordó cómo Coco la salvó de la desesperación una vez en aquella trampa de ese hombre siniestro. Recordó cómo salvo a sus amigas de la desesperación, cómo todas juntas salieron adelante. Cuando terminó de rememorar sus ojos se llenaron de resolución.

-El gran poder de la esperanza, Cure Dream –pronunció aquella chica con una voz casi desaparecida. La voz que tenía dentro no dijo nada. Ella levantó la cabeza y clavó su mirada en Girinma. Empezó a incorporarse mientras hablaba -. Soy… Cure Dream, e hice una promesa. Le prometí a mi amigo Coco que le ayudaría a revivir su reino y a volver con ellos. Ese es mi sueño, y lo hago también por mí, por mi futuro. No pienso dejar que me arrebates el mañana -. Girinma levantó el brazo, y se abalanzó sobre ella, pero la luz que empezó a envolver a la chica, proveniente de su Pinky Catch, lo lanzó lejos de allí, a la vez que dispersó la gran cantidad de niebla que había sido acumulada. Las Pretty Cure levantaron la vista, al igual que Coco, y, cuando el resplandor cesó, Cure Dream había vuelto a aparecer, envuelta en aura brillante -. Si me rindo ahora… ¡Si me rindo ahora… No podré volver a comer dulces en Natts House! –los cinco que la miraban no reaccionaron, pero Rouge rió, poco después Coco, y terminaron todos estallando en risas. Aquel hombre enloquecido paró súbitamente de reír y miró la escena, estupefacto.

-Incluso en un momento como este pensando en comida, esta Dream… -Dijo Rouge mientras se incorporaba lentamente.

-Joo, pero es que sólo de pensar que me quitan los dulces ya me entra hambre…

-¡Dream tiene razón, a mí también me está entrando ganas de tomar el té! –decía Lemonade mientras avanzaba hacia ellas, lentamente.

-¡Eso, y compremos un montón de bollos de crema-coco!

-¡No, tenemos que comprar más mamedaifuku-natsu! –Nuts y Milk aparecieron de la nada, corriendo hacia Coco, y le ayudaron a avanzar.

-Coco-sama, Nuts-sama, ¡yo me encargaré de todo-miru!

-Pues yo me encargaré del té, ¿Qué os parece un poco de té negro? –decía Mint, avanzando junto a Aqua.

-Qué buena idea, Mint, ¿qué os parece a vosotros? –y entre todos empezaron a discutir ese plan que había surgido de la nada. El hombre de traje, aún estupefacto, recibió un golpe de sus dos rivales y salió disparado, y cuando se incorporó, se volvió hacia aquel sonriente grupo.

-¿Dulces…? ¿¡Té!? –empezó a temblar de furia -. ¿¡Pero qué sinsentido es este!?

-¡No es un sinsentido! ¡Es la vida que queremos vivir, y tú estás en medio! –ante estas palabras de Dream, el hombre, rojo de rabia, acumuló una gran cantidad de aura granate que usó a modo de lanza para atravesar a los dos Kowaina, generando además un vendaval que los lanzó a todos volando, incluidos Hadenya, Bunbee y sus rivales, y se estrellaron contra los árboles. Cuando pudieron ver lo que pasaba, se encontraron con dos máscaras estrellándose contra el suelo, y poco después aplastadas por el Zetsukonton.

-Aún… aún albergáis esperanza, ¿verdad? Permitidme enseñaros el significado de la impotencia ¡Acabad con ellas, Desesperados! -rápidamente se incorporaron los tres y las atacaron, pero las chicas se defendían bien.

Gamao atacaba a Lemonade con su lengua y a Aqua con su cuerpo, pero resultaba bloqueado a pesar de su velocidad, aunque él bloqueaba también a las chicas cuando éstas tenían una oportunidad y atacaban. En un momento usó su lengua para atrapar a Lemonade pero Aqua la liberó casi al instante, y con esta ventaja Lemonade lo envió de una patada hacia los cielos. Cuando Aqua lo iba a rematar, su rival reaccionó y de un cabezazo la estrelló contra el suelo, y cuando iba a caer sobre ella Lemonade se puso en medio y lo detuvo, propinándole un rodillazo que lo hizo caer al suelo. Mientras Lemonade ayudaba a su compañera a levantarse su enemigo las atrapó a ambas con la lengua y las estrujó fuertemente, pero de repente Hadenya apareció por su espalda y usó su fuerza para lanzarlo por los aires, liberando así a las chicas. Sin perderé un instante, ambas remataron a su enemigo,





haciéndolo explotar.

-No lo he hecho por vosotras, ese Gamao me debía una –dijo Hadenya con un semblante serio, a lo que las chicas respondieron con una sonrisa.

Arachnea atrapó por sorpresa a Rouge, pero inmediatamente Mint, de una patada, destrozó la tela, y Rouge aprovechó su conmoción para acribillar a su rival a golpes, culminando en un puñetazo con todas sus fuerzas que la elevó. Las dos chicas fueron a rematarla cuando su enemigo reaccionó y las pilló por sorpresa, estrellándolas a ambas contra el suelo. Cuando iba a terminar Bunbee se puso en medio y con su disparo de agujas la paró en seco, ralentizándola y aprovechando eso para lanzar su cañón contra su ex compañera, envolviéndola en una nube de humo.

-Me equivoqué, Arachnea-kun, debí intentar detenerte antes. Pero ahora pienso acabar contigo para que puedas descansar en paz –de la nube de polvo formada salió Arachnea como un disparo a por Bunbee,



pero un escudo verde apareció de detrás y la frenó, para sorpresa del Nightmare.

-¡Vamos, Bunbee! –oyó que una chica le gritaba desde retaguardia, la miró y vio a Rouge avanzando y preparando un ataque. Un ataque que, en otras circunstancias, seguramente iría dirigido hacia él. Bunbee preparó entonces un gran cañonazo contra Arachnea,



y su rival quedó envuelta en una explosión.

Dream recibía los golpes de Girinma como podía, pero no era capaz de sorprenderlo, por mucho que lo intentaba. Sus compañeras estaban ocupadas con los otros dos, así que debía aguantar como fuera. Sin embargo su rival aprovechó su duda para sorprenderla por la espalda y lanzarla contra los árboles. Dream intentó levantarse rápidamente, pero ya tenía a ese tipo encima otra vez. Evitó por milímetros su cuchilla rodando, y se lanzó sobre él de manera que ambos cayeran al suelo. Girinma lanzó varios puñetazos que se estrellaron contra el suelo, y Dream de un cabezazo se lo quitó de encima. Aprovechó para lanzar sus ataques, rápidos y precisos, hasta lanzarlo contra los árboles.

-Sé que no es tu culpa, pero no puedo permitir que dañes a quienes amo –Dijo Dream con su rival en el suelo -. Nosotras te derrotamos, y ese hombre te hizo esto, pero nosotras te ayudaremos –Dream sonrió -. Nunca… es necesaria una razón para ayudar -. Ante sus palabras Girinma la atacó con rapidez e imprecisión, lo que hizo que Dream lo evitara y se dispusiera a escasos centímetros de él.



Con el impulso propinado, Girinma salío lejos de allí y explotó en el cielo.

-Pretty Cure… -las cinco habían terminado casi a la vez su combate, y esto escucharon desde aquel monstruo. El hombre estaba envuelto en una enorme aura, y esto hizo que se pusieran en guardia. El Zetsukonton empezó a soltar los troncos que poseía, y mientras caían, éste iba obteniendo su forma de muñeco sencillo. Entonces de las nubes de explosiones, que todavía perduraban, salieron disparadas las negras máscaras hasta quedarse a escasos metros de la bestia, que había recuperado la sonrisa siniestra. Rápidamente el monstruo entero entró en las tres máscaras, levantándolas en el aire y haciéndolas girar, de manera que crearon un círculo granate que levantó el viento. Poco a poco empezó a tomar forma una amalgama extravagante, en la que se distinguían la cabeza de Gamao una vez poseído por la máscara de Kawarino, el cuerpo y extremidades de Girinma y las patas arácnidas de Arachnea, que salían desde la espalda. Las tres máscaras se hallaban en la frente de aquella criatura. El hombre parecía tranquilizarse cada vez más, hasta que la criatura se hubo completa, y empezó a decir suavemente:

-No esperaba tanto de vosotras… ¿cómo es posible que mis cálculos fueran tan erróneos? No entiendo cómo he tenido que recurrir a esto. Pero ya es demasiado tarde para arrepentirme. Vamos, la muerte os espera -. Las chicas, con un semblante serio, avanzaron hacia aquello que tenían delante, sin darse cuenta de que Hadenya y Bunbee ya no estaban allí.


-¿Eh? ¿Qué ha pasado? –tanto Hadenya como Bunbee aparecieron de repente en su lugar de trabajo y, tras superar la consternación, vieron en frente a Kawarino y a Bloody.

-Bienvenidos de vuelta, Hadenya-san, Bunbee-san.

-¿Por qué nos has traído de vuelta, Kawarino? –preguntó Hadenya, inquisitiva, mientras se transformaba en humano, al igual que
su compañero.

-Me temo que eso no ha sido obra mía –Bloody entonces avanzó lentamente hacia ellos.

-Hadenya, Bunbee, creo que es suficiente por hoy. Id a preparar el informe de la operación, no es necesario que sigáis con el combate.

-Pero-

-Es una orden, Hadenya –frustrada, Hadenya se fue, conteniendo una réplica. Bunbee, sin saber muy bien qué hacer, reaccionó lentamente y siguió a Hadenya. Tras desaparecer los dos, Kawarino avanzó y, dándole la espalda a Bloody en todo momento, dijo:

-Es muy noble por su parte haberlos rescatado, Bloody-san.

-Esto no tenía nada que ver con parar a ese sujeto ni con el Dream Collet, ¿verdad, Kawarino? Los mandaste a una muerte segura, no creo que Desparaia-sama apruebe lo que haces con sus empleados.

-Desparaia-sama está al corriente de todo lo que ocurre en esta empresa, y puede corroborarlo con ella cuando lo desee –paró en seco y, tras unos instantes, dirigió su mirada hacia Bloody -. Los tiempos han cambiado mucho desde que usted empezó en el mundo laboral, Bloody-san. Le recomiendo que admita la nueva manera de hacer las cosas –con una amarga mirada Bloody abandonó la escena y dejó a Kawarino solo. Éste, tras unos segundos, murmuró:

-Me ha sorprendido por completo, Verzweiflung-san. Es una pena que la desesperación sea únicamente para Desparaia-sama –y siguió avanzando, hasta perderse en la oscuridad que dominaba la torre.


Las cinco a la vez atacaron de frente a aquel monstruo, haciéndolo retroceder un paso, pero no tardó en recuperarse y usar sus dos brazos para lanzar a Mint y a Aqua fuera de allí, atrapar a Lemoande y Rouge con su tela y estrellarlas contra el suelo, y usar su lengua para lanzar a Dream por los aires.

-¡No tenéis ninguna oportunidad! Vamos, usad esas desesperación para- -antes de terminar vio que cuatro de ellas volvían a la carga, y empezaron a azotar a la amalgama por todos los cuatro costados. Mientras la mantenían ocupada, Dream cayó del cielo y arremetió contra la cabeza del monstruo. Éste perdió el equilibrio y, antes de caer al suelo, las cinco se unieron en una patada conjunta que estrellaron con más fuerza a su rival.

-Esto no es sólo por nuestro futuro –murmuró Dream, tras levantarse una nube de polvo provocada por el golpe.

-Te aprovechaste de los sentimientos de Dream para tu propio beneficio.

-¡Fingir que algo te importa no está bien!

-Todas pensábamos que te lo estabas pasando bien…

-Pero sólo te interesaba jugar con nosotras, y eso…

-¡Es imperdonable! –las cinco juntas gritaron al unísono, generando una expresión de ira en aquel hombre.

-¡Me tenéis harto con vuestra palabrería! –hizo que el aura granate le trajera el bastón y rápidamente se lanzó a por Dream pero ésta lo bloqueó, y utilizó el factor sorpresa para atacar a las otras cuatro con su bastón inmovilizándolas dentro del aura. Al ver esto Dream atacó al hombre pero éste desplazó a Rouge para ponerla en medio de su ataque, lo que hizo que ella se desequilibrara, cosa que aprovechó el hombre para lanzarla de una patada contra los árboles -. ¡Levanta de una vez, Zetsukonton! ¡Engúllelas en la desesperación para siempre! –Dream, que se estaba levantando, vio cómo la criatura atrapó a sus amigas e intentaba incorporarlas a su cuerpo.

-¡Para! –gritó ella y fue hacia allí, pero aquel sujeto le cortó el paso, dándole una patada que la chica bloqueó.

-¡No irás a ninguna parte! ¡Tu rival soy yo!

-¡Deja a mis amigas en paz! –ella intentó apartar a su rival pero él impuso entre los dos un escudo hecho con niebla. Ante su total consternación, no supo otra cosa que hacer que gritar: ¡¡CHICAAAAAAAAAS!!, y tras eso dio un puñetazo lleno de furia que perforó el escudo. Las chicas, inmediatamente tras escuchar a su compañera, empezaron a emitir un brillo lleno de esperanza que hizo que el Zetsukonton no tuviera más remedio que soltarlas. El hombre, totalmente perplejo, bajó su concentración y el escudo se rompió, permitiendo a Dream lanzarlo de una patada contra su monstruo, perdiendo en el camino su sombrero.

-¿¡Qué significa esto!? ¿Cómo te puede quedar tanta fuerza?

-El miedo de perderlas no dejará que nada me detenga. Has intentado destruir a mis preciados amigos. ¡No dejaré que la desesperación se apodere de mí si ellos están en peligro!

-¡Silencio, silencio, SILENCIO!

-¡ZETSUUUUUUUUU!

-¡Chicas, Milk!

-¡Yes!



El Zetsukonton y el hombre, en cuyo rostro se podían observar los estragos de la desesperación, detuvieron el ataque como pudieron.

-¡No venceréis! ¡Aún no he dicho mi última palabra! ¡Desesperación, engúllelas!

-¡ZEEEEETSUUUUU-KUUUUUUN! –la miasma granate empezó a avanzar hacia ellas. Pero de repente paró a medio camino.

-¿¡Qué!?

-¿Aún no lo entiendes, ¿verdad? Nosotras no hemos perdido la esperanza –Dream dijo con toda tranquilidad, con una expresión firme.

-Nosotras nos tenemos las unas a las otras.

-Y tenemos a nuestros amigos.

-Nutsu-san, Coco-san, Milk-san…

-Si todos estamos aquí, tu poder es inútil.

-Nggg… ¡Zetsukonton, entra en mí! ¡Poséeme! ¡Terminaremos con ellas con la verdadera desesperación! –absolutamente fuera de sí, ese hombre se dirigió a un distraído Zetsukonton.

-¿Zestu?

-¿Cómo que “Zetsu”? ¡Sólo hazlo!

-Kuuun… -la bestia, para sorpresa del hombre, empezó a desvanecerse.

-¡E-Espera! ¿¡Qué estás haciendo!?

-Es suficiente, estás haciendo el ridículo –una voz familiar empezó a sonar en su cabeza. Sus ojos se desorbitaron –hace tiempo que has perdido los papeles, pero tu desesperación no me será más útil si no mueres. Me has fallado, a pesar de todas tus promesas.

-¡Verzweiflung-sama! N-No ha salido como esperaba, pero le aseguro q-que sólo ha sido un fallo de cálculo ¡En la siguiente ocasión acabaré con ellas, se lo juro! –balbuceaba en voz alta como era capaz, mientras que se veía desbordado por el poder de las guerreras legendarias y su hasta ahora compañero desaparecía.

-Basta de promesas vacías y de palabrería. Cuando los Nightmare te rechazaron por fallar tantas veces sólo necesitaba tu desesperación, pero me rogaste que te usara para mi objetivo. Sabía que serías útil, pero no sólo no cumpliste con tu misión, sino que además aprovechaste mi poder para tu propio beneficio, y si lo toleré fue porque con ello generabas desesperación. Pero ahora no eres más que un moribundo. Desaparece –cuando la voz terminó de habñar, lo que quedaba del Zetsukonton desapareció también.

-Pe-pero… ¡Verzweiflung-sama, necesito ese poder, no me abandone! ¡Verzweiflung-sama! ¡¡VERZWEIFLUNG-SAMAAAAAAAAAAAAAAAAAAA!! –entonces todo el poder de las Pretty Cure impactó de lleno en aquel hombre trajeado, y éste se desintegró por el poder de la esperanza.

Tras su ataque final, las chicas acudieron donde estaban sus amigos esperando, y empezaron a reír porque por fin podían ir a tomar el té a Natts House. Nozomi les pidió que se adelantaran y lentamente avanzó hacia lo que antes era un campo de batalla y recogió algo del suelo. Era el corazón de aquel brazalete, y se lo guardó en uno de sus bolsillos.

-Estoy segura de que Rin-chan podrá hacer otro precioso –murmuró para sí y, antes de alejarse corriendo de allí, le echó un último vistazo al sombrero de ese tipo, lo único que quedaba ya de él.


-¿Verzweiflung, dijo? ¿De qué me suena ese nombre?




Bueno, pues esto es todo por hoy. ¿Ritmo inesperado? ¿Demasiado largo? ¿Demasiado inconexo? ¿Os ha dejado con ganas de más? Espero que os haya gustado y, como siempre, espero cualquier tipo de crítica constructiva que veáis apropiada hacer. Hasta otra entrega :)

avatar
Phoenix Mode
Cure Favorita :
Cure Lemonade

Fecha de inscripción :
16/01/2013

Localización :
Mystic Forest

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

:lemonade: Re: Zetsubou no monogatari

Mensaje por Cure Passion el Lun 06 Mayo 2013, 18:37

Lamento haber tardado tanto en disponer un buen comentario en este vuestro Fan Fic.
He de decir que ambos capitulos atraen bastante en cuanto al ritmo, el dialogo, las batallas y demas. Casi se podria decir que estaba viendo un capitulo de la serie! xD
Lo que se me hace raro es el nombre del malo, ya se que te lo han dicho antes, pero es algo bastante raro, pero ingenioso! xD
Aparte, tengo que comentarte que este segundo capitulo se me hizo un pelin demasiado largo. Igual es solo mi imaginacion, no te preocupes >.<

En resumen, muy buen Fic como pocos que hay actualmente. Espero con ansias vuestro siguiente capitulo (si es que aun teneis planeado continuar).
avatar
Splash Star
Cure Favorita :
Cure Gore & Passion

Fecha de inscripción :
29/12/2011

Localización :
Donde el viento me lleve

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

:lemonade: Re: Zetsubou no monogatari

Mensaje por Bunbee-san el Sáb 01 Jun 2013, 23:29

Muy buenas a todos. Antes que nada, excusarme por no actualizar esto antes, pero con tantos trabajos que tengo que hacer, por no hablar de que empiezo los exámenes... mañana... no he tenido tiempo de completar esto. De hecho, me gusta traducir siempre el capítulo al inglés para corregir fallos de expresión y mejorar mi inglés, pero esta vez no ha sudo posible, por lo que quizás la cosa esté un tanto peor expresada.
Una vez dicho esto, agradecer profundamente a Passion por su comentario ya que, aparte de que me ha librado del doble post XD, me alegra mucho que otra persona lea esto y que encima le guste. Todos decís cosas del pobre Verzweiflung, a mí no me parece tan rimbombante :/ XD

Anyway, al lío, que la cosa viene cargadita. Para empezar, decir que no hay grandes spoilers (salvo que no sepas quién es la cuarta Cure, directamente no lo leas si es así). He tomado en consideración el comentario de Passion sobre la extensión, ya que este capítulo era incluso más largo, por lo que decidí dividirlo en dos (por lo que técnicamente ya tengo el siguiente capítulo casi listo). Novedades: introduciré al menos dos personajes nuevos que serán la base del desarrollo de la historia. De hecho ya tengo incluso el final pensado y su desarrollo, tengo que admitir que estoy emocionado. Uno de los personajes saldrá tímidamente hoy, no creo que lo podáis criticar mucho por lo poco que sale, pero bueno. Estoy seguro de que me dejo algo... ah sí; he intentado dibujar al malo y me salió algo aceptable para lo que viene siendo mis dotes de dibujo, pero lo hice sobre los apuntes de zoo XD lo intentaré de nuevo cuando esté un poco más liberado de todo esto. Bueno, sin más dilación, el capítulo. Disfrutadlo :)




Capítulo III: Infinity

Una sombra se movía inquieta por la habitación. Esta era amplia, y comunicaba con el exterior por un balcón que dejaba ver una noche sin luna y con relámpagos que la alumbraban de vez en cuando. Las paredes, grises oscuras, no ayudaban mucho a la iluminación, al igual que unos cuántos candelabros de llama verde pegados todos a las paredes. En el centro se hallaba un caldero humeante alrededor del cual paseaba el sujeto.

-La minúscula fuerza de Karehan me dejó en ridículo –recordó entonces, una vez más, cómo su poder era disuelto por la luz en forma de rayo. El hombre parecía muy perturbado -. Le confié mi poder a un hombre que sólo sirvió para dar cuenta de mi existencia –recordó entonces, como venía siendo costumbre, el poder de la esperanza superando a quién le había traicionado. Empezó a andar cada vez más rápido -. Las Pretty Cure siempre han sido un estorbo, pero estas son ahora incluso una amenaza para mis planes –paró en seco y miró al caldero. Entonces se acercó a éste hasta detenerse a unos centímetros de él -. ¿Es éste mi final? –con un semblante sombrío miraba al interior. En éste se podía ver a Saki charlando con Mai en la panadería y poco después se enseñó a Nozomi y los demás comiendo en Natts House -. No… he esperado tanto… he acumulado tanto poder… aún tengo que esperar un poco más… pero ellas no pueden seguir interponiéndose -. Se alejó de allí y se desplazó hasta el balcón. Ahora su cara era iluminada por los relámpagos que ocasionalmente caían. Estuvo en silencio varios minutos, hasta que alzó la voz: -¡Zetsukonton! –una sombra granate empezó a envolver el área hasta que obtuvo una forma de muñeco infantil, que se dispuso a unos metros del sujeto.

-Zetsu-kuuun~ -el monstruo estuvo quieto durante todo lo que tardó el hombre en encararlo. Cuando lo hizo, su cara se tornó tan melancólica como desgarradora.

-Hijo mío, ya has perdido dos veces. Quienes te usaron no supieron aprovechar todo tu potencial, pero la culpa es mía por no ponerte en mejores manos.

-Kuuunnn…

-Las subestimé. Ahora son tremendamente fuertes. Por eso he decidido ir yo en persona. Vámonos ahora mismo, hay otras Pretty Cure que aún no saben que estoy aquí, serán ellas las primeras en morir –al oír estas palabras, la bestia retomó ese aire sarcástico de su rostro y envolvió al individuo en un suave remolino hasta desaparecer. El hombre, sin embargo, se volvió hasta observar lo que dejaba ver su balcón. Uno de los relámpagos que alumbró la zona dejó ver una especie de ruinas y árboles podridos. El hombre seguía inquieto, no se había tranquilizado un ápice -¿Estoy haciendo lo correcto? Jaaku, Akudaikan, Desparaia, el Director… -su rostro no tardó en adquirir una sonrisa -. No…ellos eran débiles, no se comparan conmigo. Todos ellos me dieron su desesperación, por eso no caeré con ellos. Yo viviré –su sonrisa se amplió aún más y una sombra negra como la noche que envolvía la zona lo tragó. La sonrisa le sentaba fatal.


-¡Northa-san, aparezca, necesito a Sorewatase para derrotar a las Pretty Cure! –Soular llevaba un rato gritando alrededor de la mansión sin respuesta. Normalmente Northa le daba lo que necesitaba al instante, pero, por alguna razón, hoy no respondía a su llamada -. ¡Northa-san!

-¿Qué es ese escándalo, Soular? Y pensar que tú eras el hombre tranquilo.

-No te atrevas a compararme contigo, musculitos.

-¿Qué has dicho?

-No tengo tiempo para discutir contigo. Northa-san lleva un tiempo sin aparecer por aquí, me preguntó qué está pasando.

-¿Qué pasa, no te ves capaz de derrotar a las Pretty Cure sin un Sorewatase? ¡Jajaja, ten más confianza en ti mismo, hombre! –Soular miraba a Westar como si estuviera escuchando a un niño -. ¡Nakewameke y yo te enseñaremos lo que es el poder de uno mismo! Saldré a por Infinity en cuanto se manifieste y… -de repente el radar empezó a reaccionar. Infinity se había vuelto a despertar -. ¡Mira, aquí está! ¡Espera mi regreso triunfal, Soular!

-Será mejor que prepare un banquete de bienvenida, ¿no?

-¡Eso, eso, has pillado…! ¿Eh? –la voz que había hablado era distinta, chirriante. Miraron hacia las escaleras y vieron que un sujeto azabache, en forma de monstruo, los estaba observando con unos ojos fríos.

-¿Quién eres tú y cómo has entrado? –Soular se puso en guardia.

-¿De dónde te has escapado? –Westar aún no parecía entender la situación.

-Vaya, vaya, no os alarméis. He venido a ayudaros con vuestro problema. Os daré la fuerza necesaria para derrotar a las Pretty Cure y conseguir Infinity para vuestro preciado Moebius.

-¿Cómo sabes tú todo eso? –Westar seguía confuso, aún no había sacado a Nakewameke.

-Yo sé muchas cosas, Westar. ¿Qué os parece, os interesa obtener poder?

-Hum –Soular lo miró con desprecio -. No creo que debamos fiarnos de un charlatán como tú. ¡Nakewameke! ¡Desata tu maldad! –lanzó su arma contra uno de los jarrones de la mansión, pero al tocar el objeto, empezó a rodearse de un aura granate que lo derritió hasta no quedar nada. Soular, impresionado, se dirigió hacia su extraño visitante, y cuando lo hizo se encontró con que ya se situaba a unos centímetros de su cara, con una sonrisa escalofriante. Reaccionó y se apartó, ante la mirada incómoda de Westar.

-Yo creo que mi poder sí sería útil –dirigió la mirada hacia Westar, preparado para luchar, ya sin sonrisa alguna -. Podéis percibir perfectamente que mi poder está muy por encima del vuestro. Una y otra vez falláis, incluso con las poderosas armas de Northa. ¿No os sentís muy ridículos? ¿Os habéis planteado siquiera por qué Moebius ha permitido que aún sigáis con vida?

-Maldito… -Westar si dispuso a atacar, pero el individuo aquel se transportó donde estaba su compañero, haciéndolo saltar otra vez, impresionado.

-Miraos. ¿De verdad pensáis que sois guerreros dignos de vuestro adorado señor, teniendo él a Northa y a Klein? Aceptad mi poder y podréis demostrarle que podéis satisfacer sus deseos.

-¡Ya me estás cansando! –cuando Westar iba a lanzar su monstruo, éste y Soular se vieron rodeados de un aura granate que los inmovilizó, dejándolos totalmente vulnerables. El hombre avanzó lentamente hasta situarse entre los dos -. No sois más que inútiles –cogió el Nakewameke de la mano de Westar y lo observó con fingida curiosidad. Poco después lo tiró al suelo y lo aplastó -. Este es vuestro futuro irremediable, ¿creéis que podéis fracasar para siempre sin tener represalias?

-Moebius-sama… jamás… -mascullaba Soular como podía.

-Podéis evitar ese final gracias a mí. Debéis confiar en mi poder. Vamos. Estáis viendo con vuestros propios ojos que no os estoy engañando. ¿No era una prueba lo que querías, Soular? –miró en los ojos de los dos que ya había obtenido lo que quería y los soltó. Ambos cayeron al suelo, exhaustos.

-¿Y qué… tenemos que hacer?

-Absolutamente nada –ambos lo miraron sorprendidos -. Sólo dejad que el poder fluya dentro de vosotros. ¿Estáis preparados para obtener el poder de la desesperación? –se miraron entre ellos, pero ya comprobaron lo maravilloso que era ese poder, así que asintieron sin decir nada -. Excelente –el hombre les dio la espalda y empezó a subir las escaleras lentamente -. Pretty Cure, hoy no venceréis. Lo juro –paró arriba del todo y se volvió, a la vez que levantaba un brazo: -. ¡Enséñales el temor a la desesperanza, Zetsukonton!


-Yo soy Infinity. La memoria sin fin –de repente Chiffon empezó a pronunciar esas palabras mientras andaban todos juntos a clase de baile con Miyuki. Tart se apresuró a sacar la Clover box para aliviarlo, pero por muchas vueltas que le daba a la manivela, Infinity no volvía a ser Chiffon.

-¿Qué pasa, Tart? –preguntó Love visiblemente preocupada.

-No lo sé, Peach-han, debería funcionar como siempre –ante el esfuerzo de Tart y la conmoción de todas, Love abrazó a Infinity e intentó que volviera en sí con sus palabras, en vano. Pasado un tiempo sin conseguir nada, Infinity empezó a desvanecerse.

-¡No! ¡Chiffon vuelve, por favor! –poco a poco se iba haciendo más y más transparente. Pero de repente Infinity dejó de desvanecerse sin razón aparente. Aún así, no dejaba de ser Infinity. Poco les duró el alivio, ya que casi inmediatamente apareció una sombra granate que intentó tomar forma unos metros delante de ellos y que, además, envolvió a Chiffon.

-¡Chiffon! –el aura granate tomó la forma de un títere en frente suya, y atrajo a Infinity hacia donde él estaba -¡¡Chiffon, no!!

-¡Devuélvenos a Chiffon! –gritó Miki con la mirada encendida.

-¡Chicas!



-Guerreras legendarias Pretty Cure-kun –dijo el monstruo, que esbozaba una siniestra sonrisa -. Si queréis recuperar a Infinity, id a la mansión de la clarividencia-kun. Os estaré esperando-kun.

-¡Espera! –cuando Peach lo atacó, él ya había desaparecido.

-¿Qué era eso? –preguntó Pine aún sorprendida.

-Chiffon…


-¡Moebius-sama! Verzweiflung ha aparecido en la mansión y se ha encerrado con Westar y Soular. Northa ha intentado entrar pero una barrera mágica nos impide pasar.

-¿Verzweiflung? ¿Pero, aún está vivo?

-Eso parece, señor.

-Si se lleva a esos dos consigo me ahorrará más decepciones. Pero conociéndolo no es ese su objetivo, ¿me equivoco?

-No, señor. Ha secuestrado a Infinity y ha atraído a las Pretty Cure hasta allí.

-¿¡Cómo!? –por primera vez las palabras de Moebius obtenían un tono que dejaba ver que le importaba la situación -. Si Verzweiflung obtiene a Infinity no veré cumplido mi objetivo jamás. Esa rata vagabunda lleva causando problemas mucho tiempo, Klein. Si ha atraído a las Pretty Cure hasta allí es porque las ve como una amenaza. Usa el momento oportuno para permitir que Northa entre, sé que puedes hacerlo. ¿Entendido?

-¡Sí, señor! Todo por el bien de Moebius-sama.


-¿Tienes idea de lo que era esa cosa, Passion? –preguntó Berry. Todas estaban aún afectadas por la situación.

-Nakewameke era el monstruo que usaba siempre, salvo cuando Moebius me dio a Nakisakebe. Puede ser que él haya vuelto a crear algún nuevo artilugio, pero nunca había visto algo así –Passion recordaba su pasado con dolor.

- Sin embargo este parecía tener conciencia… -Pine parecía hablar para sí en voz alta.

-Nos ha citado en la mansión de Westar y Soular. ¿Qué otra cosa puede ser más que obra de Labyrinth? –Berry no paraba de darle vueltas al asunto.

-Da igual quién sea o lo que quiera, se ha llevado a nuestro preciado Chiffon y tenemos que recuperarla –Peach, que se había mantenido en silencio desde que Chiffon desapareció, sorprendió a las tres -. Aunque sea una trampa, no podemos dejar que se lleven a Chiffon –todas miraron a Peach y asintieron con una sonrisa -. Passion, ¿puedes usar a Akarun para llevarnos al bosque? Tenemos que encontrar la mansión como sea.

-Muy bien, vamos allá –junto con Akarun, las chicas y Tart se transportaron hasta el bosque. Cuando llegaron, se sorprendieron al encontrar la mansión en frente suyo, pero rodeada de un aura granate. Sin mucho para tiempo para reaccionar, el aura los envolvió rápidamente y los lanzó hacia la mansión, y cuando lo hizo desapareció del bosque instantáneamente. Ahora se hallaban en las afueras de una mansión familiar, pero con un aire tétrico que les hacía prepararse para cualquier eventualidad. Avanzaron con cautela y las puertas se abrieron solas sin interponerse en su camino, hasta que se hallaron en el interior, y entonces éstas mismas se cerraron de un portazo. No había nadie ni nada, sólo esa aura extraña, ya pensaban en separarse para buscar a Chiffon.

-Bienvenidas, Pretty Cure-kun –la misma voz de antes apareció encima de las escaleras, con Chiffon a su diestra -. Me alegra ver que habéis decido venir-kun.

-¡Danos a Chiffon!

-Creo que podréis comprender que no os lo daré sin luchar-kun –de unas sombras granates aparecieron Westar y Soular, enfrentándolas. Pero no eran los mismos que hasta ahora. Sus ojos estaban rellenos de esa sustancia que los envolvía, y su cuerpo parecía oscurecido, casi negro. Ambos las miraban sin mover un músculo.

-¡Westar, Soular! ¿Qué os ha pasado? –Passion intentó acercarse a los dos pero fue repelida por esa niebla y cayó al suelo. Las tres intentaron levantarla, sin quitarle el ojo de encima de sus dos enemigos.

-Ellos serán vuestros rivales –al oír esto ambos sacaron de su chaqueta un Nakewameke y los juntaron. Una explosión que no dejó ver nada envolvió la mansión y pronto vieron un monstruo en forma de rombo, mitad amarillo mitad verde, con los ojos llenos también de esa sustancia, sin brazos ni piernas. Aquel muñeco, sin embargo, ya no estaba allí. Antes de reaccionar Westar atacó a Pine y Soular a Peach, y cuando las otras dos se disponían a atacar, el Nakewameke disparó un rayo por los ojos que estampó a Berry contra la pared. Passion intentó atacarlo, pero se detuvo al escuchar una fría voz que venía desde su espalda. Tengo un lugar especial para ti, y Passion fue tragada por un portal, ante los gritos de sus compañeras.

-¡Nakewameke! –el monstruo se abrió como si de otro portal granate se tratase y se tragó a Berry. Tras desvanecerse el Nakewameke, quedaron Pine y Peach en la misma habitación junto con esos dos.

-Pretty Cure… -Westar pronunció con una voz cambiada, chirriante.
-Moriréis… hoy… -la voz de Soular también parecía cambiada, y ambos se lanzaron a por sus rivales.


Berry se despertó en un sitio oscuro y frío. Cuando recordó la situación, miró en todas direcciones, pero sólo encontró unos cuántos candelabros con una llama verde y paredes de ladrillo.

-Es una lástima-kun –una voz resonó en toda la habitación. Ésta no parecía tener unas dimensiones fijas -. Las otras al menos están en su mundo, tú ya no puedes hacer nada-kun –el muñeco se materializó en frente suyo, junto con el Nakewameke -. Aunque consiguieras derrotarlo, ya no puedes volver. Qué pobre alma. Espero que recuerdes bien las caras de tus amigas, no las volverás a ver-kun.

-Eso lo veremos… -Berry se levantó con dificultad y encaró al monstruo.

-Hasta siempre, Cure Berry-kun –el muñeco se desvaneció lentamente y sólo quedaron ellos dos. Al monstruo le salieron las extremidades que le faltaban, en forma de masa granate y empezó a avanzar hacia ella.


Cuando Passion vio lo que tenía alrededor se dio cuenta de que estaba en la sala donde se encontraba el Calibre de miseria, junto con infinidad de las raíces propias de Northa. Miró en todas direcciones pero no vio nada, hasta que una voz se empezó a escuchar.

-¿Recuerdas este lugar-kun? –pronto se distinguió aquel monstruo flotando encima del calibre -. Todo esto es gracias a ti-kun.

-Mi yo anterior ya ha muerto. Ahora lucho por proteger aquello que dañé –Passion lo miraba con determinación.

-Eso es precioso-kun –el monstruo se transformó en niebla y se transportó hasta donde estaba ella, materializándose de nuevo -. Es una pena que la realidad sea distinta-kun –de detrás de él salió una figura familiar que dejó pasmada a Passion -. Tu “yo anterior” no ha muerto. Al contrario, había vivido en la desesperación hasta hoy. ¿Recuerdas cómo moriste ese día, Eas-kun? –las imágenes asaltaron su mente como un martillazo, y ella intentó reprimirlas en vano –En efecto, nunca has dejado de ser un miembro de Labyrinth. Yo he rescatado ese yo que marginaste con tu egoísmo y creo que quiere pedir unas cuantas explicaciones. ¿No es así-kun? –la figura se abalanzó sobre Passion y la tumbó al suelo, boca arriba, mirándola profundamente. Sus ojos eran granates como lo era su cuerpo, pero la forma era la misma que ella había tenido hace tan sólo unos meses.

-Tú… te fuiste… ¡Te… odio! –la cogió de la cabeza y la lanzó contra el calibre.


-¡Chiffon! ¡Chiffon! Ah, ¿dónde se habrá metido? -Tart, con la Clover box en la espalda, buscaba por toda la mansión al desaparecido bebé. Entonces llegó a un sitio que parecía ser el comedor. Encima de una mesa estaba una especia de esfera que silbaba incesantemente, y que reconoció enseguida -. ¡Oh, esto es lo que usaban Westar y Soular para encontrar a Chiffon! –trepó como pudo hasta la mesa y cogió la esfera, que parecía flotar en el aire, y siguió el camino que indicaba.


Los truenos seguían siendo los únicos que daban luz y vida a aquel paraje. Lo que parecía ser un castillo engullido por la oscuridad no emitía nada más que perturbación. Una perturbación silenciosa. Sin embargo algo se oyó llegado un momento, como dos pies posándose sobre el suelo. Unos segundos pasaron hasta que el andar de un ser misteriosos empezó a inundar el sitio con vida seca y sorda, como la de los truenos. Nadie se veía, pero era indudable que algo estaba allí. Pasado un tiempo la figura se fue haciendo visible mientras se acercaba al caldero, hasta que se pudo ver totalmente quién acababa de llegar. Miró dentro y emitió un sonido gutural, poco después. Ya no estaba allí.


Los movimientos de Westar y Soular eran más rápidos de lo normal. Evitaban los contraataques de las chicas con mucha facilidad, hasta el punto de que Peach y Pine se estrellaban contra las paredes y el mobiliario prácticamente de manera constante. En uno de sus impactos, mientras Peach se levantaba, Westar la cogió de una pierna, y eso mismo hizo Soular con Pine, estrellándolas una contra otra.

-Débiles… -Westar masculló de manera casi inaudible.

-No merece… la pena –Peach intentó levantarse pero Soular la cogió de la cabeza. La miró fijamente, y Peach vio el miedo que ella tenía reflejado en esos ojos sangrientos.

-Soular… ¿Qué… ha pasado? –Soular entonces empezó a estrujar la cabeza de su enemiga. Lo mismo hizo Westar con Pine.

-Todo… por el bien… de Moebius…-sama.


Berry golpeaba a su rival de manera constante pero el Nakewameke no parecía resentirse, aunque él tampoco acertaba a darle ningún golpe. Usaba las paredes tétricas para impulsarse contra su rival, pero no conseguía nada más que informar a su enemigo de cuál era su posición.

-No… no sirve de nada… -Berry se veía visiblemente cansada. El Nakewameke intentó atraparla y ella se retiró -. Vamos allá.



Una vez el Nakewameke se hubo envuelto en su ataque, éste se liberó con relativa facilidad, creando una onda expansiva que la estrelló contra una pared.

-No… puede ser… -Anda, tu ataque no ha funcionado. Pero estás sola… ¿quiere decir esto que… se acabó para ti la función?, una voz fría resonó en su cabeza haciéndola estremecer. El Nakewameke aprovechó esto para atraparla con una mano, causándole un increíble dolor.

-Nake… wameke… -el Nakewameke fijó sus ojos en ella y ella no pudo evitar hipnotizarse por ese color tan llamativo. Poco a poco dejó de forcejear hasta que no se movió más, y el Nakewameke la dejó en el suelo. Disfruta de tu estancia, Cure Berry.


Cada vez que Passion intentaba golpear a su rival, se le venía a la mente todas las imágenes de su vida anterior: jurando lealtad a Moebius, causando tanto daño a inocentes,… esas ocasiones las usaba Eas para golpearla sin compasión y con una expresión furiosa, mandándola lejos de donde estaban, siempre estrellándola con la misma expresión de rencor. El títere, ahí presente, contemplaba en silencio la escena, notando que más de una vez Passion lo miraba con cara de no saber qué hacer.

-Eas, para un momento-kun –Eas obedeció al monstruo y volvió a su vera. Justo después aparecieron varias pantallas en las que se veían las otras batallas: Peach y Pine estaban siendo estrujadas por Westar y Soular, que mantenían una expresión impávida. Por otro lado, Berry estaba tendida en el suelo al lado de un Nakewameke que no le quitaba el ojo de encima, sin moverse un ápice -. Observa, ¿Cure Passion, Eas, o Setsuna-kun? No importa-kun. Sólo quiero que veas lo que son ahora mismo tus amigas. Sé lo que estás pensando, ya no son nada-kun –el monstruo se desplazó rápidamente hasta donde estaba Passion observando las imágenes -. Ni siquiera un fraude como tú puede soportar esto, ¿verdad? Ellas no lo han hecho. Eas está ansiosa por volver contigo, ¿verdad que la perdonas, Eas-kun? –Eas se movió hacia donde estaban los dos y se paró a su lado. Entonces le sonrió y tendió una mano.

-Tú… eres yo… No puedo… odiarte siempre.

-¿Odiarme… siempre? –Passion también le sonrió. Tardó unos segundos hasta que le tendió la mano -. No puedo… odiarme para siempre –y sonrió aún más.


Al rato de andar por la mansión, Tart llegó a un rincón de la mansión. ¿Estará roto este cacharro?, se preguntó Tart, pero la esfera atravesó la pared como si nada, y Tart, en un esfuerzo por cogerla, la siguió y apareció en un sitio oscuro donde cayó rodando por unas escaleras. Cuando se incorporó vio en el centro a Infinity, pronunciando esas palabras una y otra vez

-¡Chiffon! –el hada escaló por las escaleras hasta encontrarse a una altura suficiente para saltar y aferrarse a la esfera granate, y cuando lo hizo, ambos cayeron al suelo -. ¡Chiffon, despierta! Tengo que volver a intentarlo –cogió la caja que llevaba a su espalda y empezó a hacer sonar la melodía otra vez, sin resultado alguno. Ante este resultado, Tart empezó a hablarle -. Chiffon, despierta. Todas… todas luchan por que puedas volver a como eras antes. Las puedes escuchar, ¿verdad? –la canción de cuna seguía sonando pero Infinity no parecía reaccionar

–Chiffon… aún te queda mucho por jugar con nosotros. Por favor… vuelve… -Tart hacía sonar con todas sus fuerzas la melodía, a pesar de no obtener resultado alguno. Acercó a Chiffon hacia su cuerpo y siguió tocando, aunque las energías le fallaran. Simplemente se negaba a pensar que no la recuperaría.


Berry tendida en el suelo, no reaccionaba. Passion había cerrado los ojos y poco a poco el aura granate penetraba en ella. Pine se hallaba ya en el suelo, inconsciente. Peach aún estaba en manos de Soular, pero no se movía. Siento su desesperación fluir… pensaba Verzweiflung, satisfecho. Me las llevaré conmigo, quizás me sean útiles. Pero cuando el Zetsukonton se movió, algo resonó.

-¡Inori! ¡Miki! ¡Setsuna! ¡Love!

-¿¡Infinity-kun!? –la voz de Chiffon se clavó en Peach. Su objetivo volvió a ella rápidamente ¡Debía rescatar a Chiffon! Intentó zafarse de Soular pero no lo conseguía, era demasiado fuerte.

-¡Inori! ¡Miki! ¡Setsuna! ¡Love! –Love seguía forcejeando con su rival pero no progresaba nada: cuanto más esfuerzo ponía, más fuerte era oprimida. Chiffon no dejaba de llamar a las chicas y la fuerza de Love iba en aumento. Hasta que Soular recibió una patada por detrás que lo desestabilizó.

-¡Pine! –Pine le sonrió y un instante después Peach también golpeó a Westar, que ya iba a por ella.

-Chiffon-chan nos está llamando, ¡Tart-chan lo ha conseguido! –ambas rieron mientras se miraban.


-¡Chiffon! –Berry volvió en sí y empezó a incorporarse -. No puedo perder… ¡mientras mis amigos están en peligro!

-Nakewameke… -el monstruo empezó a atacarla y ella rodó sobre sí misma hasta incorporarse.

-Vine aquí por esa puerta tuya… tengo que conseguir que la vuelvas a abrir –murmuró para sí Berry, y empezó a golpearle el vientre, aunque el Nakewameke no parecía sentir nada. Al contrario, intentaba darle caza con sus brazos otra vez, pero sin precisión.
Berry entonces se subió en su improvisada cabeza y empezó a golpearlo, a lo que el monstruo reaccionó intentando golpearla primero, pero sólo conseguía golpearse a sí mismo, y lanzando rayos por los ojos después, que impactaban contra las paredes. Cuando Berry se dio cuenta de esto, se puso debajo de su cabeza, a lo que el monstruo respondió disparando y dándose en el pecho, impulsándose a sí mismo contra la pared.

-¡Ahora! –Berry corrió hacia su enemigo le pateó el pecho, lo que provocó que éste se retorciera de dolor y abriera la compuerta una vez más, pero esta vez para disparar rayos más grandes y veloces. Uno de estos rayos la alcanzó y la hizo gritar de dolor, pero con una gran determinación se situó justo a la entrada de la compuerta y se metió dentro antes de que pudiera volver a disparar. Antes de que el monstruo se diera cuenta, su rival había desaparecido del campo de batalla.

-¿Nakewameke?


-¡No puedo perder! –Passion rechazó todo el miasma granate que había incorporado, y de una patada lanzó a su alter ego, que estaba desprevenida. El muñeco estaba totalmente distraído con sus pantallas, donde veía que Peach y Pine se defendían de los ataques de Westar y Soular, mientras que Berry se había encaramado encima del Nakewameke, intentando, parecía, desestabilizarlo -. Ellas no sólo lo han soportado, sino que además acabarán contigo –el monstruo se dio la vuelta y vio a la maltrecha Cure encararlo -. ¿Sabes? Esas palabras me han hecho ver la realidad. Puede que yo no haya dejado de ser quien soy, pero estoy viviendo para que eso no vuelva a pasar –Passion se puso en guardia y sonrió -. ¡Te demostraré cuál es mi presente y no mi pasado! –el monstruo empezó a mover su versátil sonrisa de todas las maneras posibles y eliminó las pantallas.

-¡Eas, mátala! –Como un rayo Eas atacó a Passion y ésta se apartó. Los ataques de Eas estaban llenos de rabia y eso antes Passion no lo había notado por su consternación. Aprovechó que la rabia la cegaba y no atacaba con precisión para atacarla repetidamente y lanzarla contra el muñeco, que se apartó, lo que provocó que Passion lo atacara por sorpresa para lanzarlo contra el calibre. Sin embargo ahora era ella quien encontraba su guardia baja y Eas resurgió para atacarla por la espalda, haciendo que Passion bloqueara los ataques con dificultad.

-¡Tú… me abandonaste!

-¡No puedo dejar que mi pasado me atormente! ¡Crearé un brillante futuro con mi nuevo presente! ¡Crearé la esperanza que ambas merecemos! –sus palabras provocaron que su atacante se detuviera, y aprovechó para quitársela de encima antes de que continuara con su castigo. Sin embargo el Zetsukonton se la agarró por sorpresa con unas gélidas y fuertes extremidades.

-¡Cure Passion…!

-¡Alto! -… pero la voz de Berry se escuchó en algún sitio y apareció de la nada, y rápidamente le estampó una patada a la consternada bestia, desequilibrándola. Ambas se miraron con complicidad y saltaron al mismo tiempo.

-¡Double Pretty Cure kick! –lanzaron a la bestia al lado de Eas, que se encontraba inmóvil, con unos ojos casi humanos. Al ver esto, la bestia la convirtió en niebla y la incorporó en su cuerpo.

-¡PRETTY CURE! –el monstruo desapareció en lugar de atacar, y las chicas se relajaron cuando no vieron más peligro.

-Gracias, Berry –Passion le sonrió a su compañera.

-Somos perfectas, ¿verdad? –y le devolvió una sonrisa incluso mayor -. Vamos, tenemos que ayudar con Peach y Pine.

-¡Por aquí! –y las dos desaparecieron.


Westar y Soular atacaban sin piedad a Peach y a Pine, y éstas se defendían como podían, pero empezaba a no ser suficiente. Espalda contra espalda recibían un golpe tras otro, hasta que Soular, tras fallar una de sus patadas, golpeó a su compañero, lo que hizo que ambas se miraran con complicidad. Las patadas que Peach esquivaba se las llevaba su inmediatamente posterior, lo que provocaba que ambas atacaran a sus rivales, desestabilizándolos, hasta que por fin las dos encontraron la oportunidad de lanzarlos por los aires. Inmediatamente después las Cure sacudieron una serie de golpes contra sus enemigos hasta que ambos cayeron de rodillas.

-El poder… ¿no es… suficiente? –oyeron que Westar murmuraba.

-Todo… por el bien… de Moebius-sama… -ambos se intentaban incorporar, y las chicas bajaron la guardia.

-¡Soular, Westar! ¡Por favor, explicadme qué está pasando!

-No os escuchan, Pretty Cure-kun –la bestia apareció, con Nakewameke a su lado -. Han admitido el poder de la desesperación, y ahora morirán por complacer a su señor. Como lo haréis vosotras-kun. ¡Atacad! –el Nakewameke intentó golpear a las dos chicas pero éstas lo esquivaron, aprovechando para patearle la cabeza y hacer que cayera de espaldas. Ambas volvieron a la carga pero Westar y Soular las interceptaron en el aire y empezaron a intercambiar golpes. Aguantaron unos segundos así hasta que el Nakewameke disparó por sus ojos y las lanzó contra la pared -. ¡Acabad con ellas! –pero desde detrás aparecieron las dos Cures faltantes, que derribaron al Nakewameke y se encararon contra los otros dos. Mientras se golpeaban entre sí Pine y Peach aprovecharon para sorprenderlos, y justo después las cuatro juntas los golpearon, lanzándolos contra el Nakewameke.

-¡Pretty Cure-han! –una voz se escuchó desde arriba de las escaleras. Tart y Chiffon, que había vuelto a la normalidad, aparecieron con una sonrisa.

-¡Chiffon, menos mal! Venga, chicas, acabemos con esto.

-NO –el monstruo estaba fuera de sí -¡LEVANTAD, ACABAD CON ELLAS!



Para sorpresa de los cuatro, las Pretty Cure se posaron sobre el Zetsukonton, dejando al Nakewameke y a sus dos invocadores observando desde el suelo.

-¿¡PERO… QUÉ!? –la voz de la bestia era tan aguda que era casi ininteligible.

-¡Tú fuiste quién los usó!

-¡Tu intentaste ahogarme en mi pasado!

-¡Tú intentaste aislarme de mis amigas!

-¡Tú secuestraste a Chiffon!

-¡A ti es a quién debemos derrotar! ¡Lucky Clover Grand Finale!

-¡NOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOO! -La fuerza decisiva de las chicas y el poder de Chiffon encerraron al Zetsukonton por completo. La mansión empezó a resplandecer con una cálida luz, que dejó a sus otros tres rivales hipnotizados, a la vez que el aura granate empezaba a desaparecer de sus cuerpos y a volver con el encriptado monstruo.

-¡ZETSUKONTOOOOON! –la sonrisa de la bestia se apagó y desapareció por completo. Después la forma que había tomado empezó a carecer de límites hasta que se formó una masa de polvo negro que se esparció por todo el área. Además, un pequeño muñeco de barro cayó al suelo, haciéndose añicos a los pies de un individuo que había salido del centro de esa masa de ceniza y que cuya presencia nadie notó. Las chicas se volvieron hacia los otros tres y se encontraron con que Westar y Soular habían caído al suelo, inconscientes, y que el Nakewameke se había transformado en esos dos rombos de distinto color. Las cuatro se acercaron hacia ellos y vieron si estaban o no conscientes. Hijo mío…, pronunció ese individuo en voz imperceptible para las Pretty Cure, a la vez que recogía del suelo algunos pedazos de barro.

-¡Ah! –Tart fue el primero en notar la presencia del nuevo sujeto, y las Pretty Cure se volvieron hacia él -¡Verzweiflung! ¡Tú eres Verzweiflung!

-¿Verzweiflung? –preguntaron extrañadas.

-¡Mi padre me comentó sobre él! ¡Ha venido atacando a otras Pretty Cure últimamente!

-¿Atacando?

-¿Otras Pretty Cure? –ya no había ceniza alrededor, todo estaba en calma otra vez. Tart y Chiffon se apresuraron a volver al lado de las Pretty Cure mientras que aquel hombre empezó a aplaudir. Así estuvo un rato hasta que dejó caer la cabeza y lo que tenía en las manos cayó al suelo, lo que llamó la atención de sus observadoras.

-Buenas tardes, guerreras legendarias Pretty Cure –las cuatro ya habían escuchado esa voz en su cabeza ese día. Ellas se pusieron en guardia, dejando atrás a Tart y Chiffon -. No me hace especial ilusión ser tan popular, príncipe. Hace tanto tiempo que nadie que no está desesperado me observa… -levantó la mirada hacia el techo, y perdió allí su mirada con un aire nostálgico. Poco después bajó la cabeza y miró de manera indiferente y sin mucho interés a las presentes -. No espero que comprendáis que no puedo dejar que salgáis de aquí ya que sabéis de mi presencia. Si hubierais erradicado a esos dos como deberíais haber hecho no tendría que luchar yo mismo. Pero no me habéis dejado otra opción. Además habéis matado a mi hijo –miró hacia abajo y clavó la mirada en los trocitos minúsculos que allí yacían. Sus rivales hicieron lo mismo y lo miraron con consternación -. Pretty Cure… preparaos –Verzweinflung se desvaneció en una sombra azabache como su cuerpo. Al poco apareció detrás de ellas y con cuatro lanzas granates las estampó contra las escaleras. Le echó un vistazo a Tart y Chiffon antes de avanzar hacia ellas -. Ocultaos, príncipe e Infinity. Esto no os va a gustar.




Bueno, eso es todo por ahora. Me gustó mucho redactar el siguiente capítulo, me lo pasé muy bien con una lucha de ese calibre. No sabría decir qué es lo peor que hice en este capítulo, aunque quizás lo de "kun" sea lo más innecesario, pero quería darle el aire de mascota más que de malo completo, si lo habéis leído entenderéis por qué lo digo, o eso espero. En fin, hasta otra, y, como siempre, espero cualquier crítica/sugerencia/apreciación que veáis menester hacer.

avatar
Phoenix Mode
Cure Favorita :
Cure Lemonade

Fecha de inscripción :
16/01/2013

Localización :
Mystic Forest

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

:lemonade: Re: Zetsubou no monogatari

Mensaje por Cure Elegance el Lun 03 Jun 2013, 16:06

Yeeeeeeeepa, ¿ya vas por el tercero? ¿Y yo por qué no me he enterado? Bueno, pues el segundo no me lo leeré por lo pronto porque tengo intención de empezar con Yes! dentro de poco, así que me evitaré spoilers. Pero leeré este nuevo.

Bueno, el capítulo, como el primero, ha estado muy bien, incluso más. Los ataques psicológicos, los movimientos 'salvajes' (como agarrar por la cabeza), y la inclusión del término 'morir' en lugar de 'desaparecer' u otros eufemismos usados en Precure han hecho de tu batalla algo más drástico y realista, me ha encantado. Pero, como ya has podido ver por DokiDoki y parte de Smile, soy un rompehuevos tocanarices con lo que son los detalles. Y tu serial no se va a librar, me temo =P

Primero, el que el monstruo hable es un signo claro de evolución superior, pero la muletilla sobra, arruina su esquema. No entiendo el aire de mascota que quieres darle, totalmente innecesario como bien dices, y más molesto que otra cosa. Si lo que querías era mostrarlo como monstruo o secundario más que un personaje en sí, debieras haberlo hecho mantener su incapacidad de comunicarse más allá que emitiendo gruñidos, rugidos o su propio nombre, y si era preciso emplear voces para la 'desesperación', usar o bien la de las propias chicas (lo cual favorecería el intento de convecerlas) o la del Ver-chan (como nunca me acuerdo de cómo se escribe, ahora tiene ese mote).
Segundo, el que mezcles conocimientos sobre Precure me desagrada. Toei ya ha confirmado que cada temporada ocurre en una especie de 'dimensión diferente', ninguna relacionada con la otra. All Stars sería algo parecido a cuando ponen Marvel y DC Universe juntos, 'canónico en otro mundo pero no en sus respectivas líneas principales'. Si bien no habría problema en que tu historia se desarrollase en el universo de All Stars, el que se compartan el tipo de informaciones de Ver-chan no me convence, porque en los primeros capítulos daba esa sensación de 'malo ocasional', que va por libre y no tiene que ver con la saga en general (llámalo 'personaje exclusivo extra'). Todo esto es meramente una opinión personal, claro está, cada uno su obra.
Tercero, este capítulo me pareció más centrado en las chicas que en los villanos, que es lo contrario a lo que tú planteabas al comenzar el serial. Sería una queja de no ser porque la batalla ha estado genial y, como ya sé de Westar y Soular, me interesa más saber de tus propios OC. Tan sólo me limito a decírtelo, no es una queja realmente.
Cuarto y último; tengo un par de pequeñas críticas con respecto a 'la traducción' y el formato que aplicas a tu obra. El líder de GoGo es 'Kaichou', y se traduce por 'Jefe', directamente; Director es otro término. Luego, el emplear 'san' no suele referirse con verbos en 'usted'; actualmente el 'usted' resulta demasiado respetuoso para usarse con -san (Soular berreando a Northa). Y un último punto, cuando pases de una escena a otra, te recomiendo usar '...' entre ambos párrafos más que un doble salto. Apenas se notan y se me hacía un poco confuso el salto entre una escena y otra.


Pues nada, al final las 'quejas' para variar son más largas xDD Pero en serio, el serial está muy bien, y lo considero competición directa con KPC, que he considerado pocos como tal eh =P De hecho no sé por qué te ayudo, me sale peor...
Ah, y tú tranquilo por las actualizaciones y demás. Ya ves, ahora se pasa poca gente porque el foro está en rediseño y la gente de exámenes... Yo iba a actualizar KPC también, pero al final he decidido esperar un poco. ¡Suerte con los exámenes!

P.D: nos vale igual que el dibujo esté en tus apuntes, los primeros dibujos de Elegance y Gore venían del clásico y omnnipresente Workbook xDD
P.P.D: ¿De dónde sacas tantas imágenes y GIFs tan buenos y útiles?
avatar
Yes! 5 Go Go
Cure Favorita :
Cure Elegance

Fecha de inscripción :
05/06/2011

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

:lemonade: Re: Zetsubou no monogatari

Mensaje por Bunbee-san el Mar 09 Jul 2013, 18:26

Bueno, tengo que decir que me costó más de lo que esperaba, ya que ayer terminé mi último examen del curso y hoy tuve un viaje de doce horas hasta poder sentarme tranquilamente en mi cama y desahogarme de todo el estrés acumulado.

En fin, a nadie le importa mi vida, al grano. Hoy voy a empezar por aclarar cada una de las críticas recibidas por Elegance de las que a lo mejor ya se ha olvidado, pero que aquí van. Lo primero que quiero hacer es aclarar que el monstruo hablaba porque Verzweiflung lo poseía, y se "mezclaban", por lo que al hablar, se añadía su coletilla, pero no tiene mayor misterio que eso. Lo segundo y más importante para mí, y esto me gustaría que lo tuvieran en cuenta cada uno de los que me seguís que espero que seáis muchos aunque no comentéis XD, es el tema de mezclar sagas. Supe que no te gustaría, pero si lo hago es porque, al no tener Cures originales, ni una historia, ni, en definitiva, una temporada completa, me veo obligado a obliterar la falta de contexto con todas las temporadas, en lugar de centrarme en una sola (no quiero que esto sea conocido como Splash Star#2 o Yes! tercera parte); soy consciente de que no te gusta, también de que está desmentida oficialmente la teoría de todas juntas, pero en esta vida no se puede agradar a todo el mundo y este es un universo totalmente distinto a los que siguen las sagas originales, ni siquiera los All Stars.

Aclarado este punto, que yo considero crucial y que seguramente debí mencionar la primera vez que hablé acerca de crear este fanfic, quiero comentar brevemente los otros puntos; lo primero es que no te preocupes, mis OC tendrán un desarrollo digno, te lo aseguro, sólo que por ahora estoy yendo poco a poco, y espero que ello no sea óbice para que sigáis la historia con interés; lo segundo y último es sólo para pedir disculpas por las traducciones erróneas que haya podido usar, y para expresar mi sorpresa sobre el "-san" sin el "usted", tendré más cuidado con eso. Ah, y a aprtir de ahora usaré los puntos suspensivos para separar los párrafos, gracias por la observación.

Bueno, es hora de empezar con el meollo. El siguiente relato es la continuación del anterior, donde viene el final de la lucha entre las chicas y Verzweiflung. Aparece un nuevo personaje, y aviso desde ya que en el siguiente aparecerán otros dos, a ver qué tal sale. No creo que tenga que decir mucho más ya que es una segunda parte, así que espero que lo disfrutéis :)




Capítulo IV: Verzweiflung (encuentro)

Verzweiflung avanzó con paso decidido hacia la nube de polvo que se había levantado. De ella salió repentinamente Peach intentando darle una patada, y él la bloqueó con uno de los brazos. Seguidamente Berry lo intentó también de la misma manera  y él la esquivó haciéndose a un lado a la vez que avanzaba; Pine salió disparada intentando darle un puñetazo que él desvió interponiendo aura granate en su camino, y finalmente Passion lo atacó con una velocidad que él aprovechó para lanzarla al suelo. Se volvió hacia ellas, una vez las sobrepasó a todas.

-¿Y ya está? –y las cuatro se lanzaron a por él. Él las retenía usando su masa granate, haciendo que ellas golpearan esa sustancia entumecida en lugar de su cuerpo, y de vez en cuando usaba sus brazos o sus piernas para desestabilizarlas. Desvió uno de los ataques de Pine para que impactara contra Berry y ambas cayeron al suelo, después expandió la masa granate que lo protegía y formó una lanza que envió lejos a Passion, por último dejó que Peach se acercara, cogiéndola de los brazos y acercándola a él -. Patético –le susurró al oído a la vez que cargaba una esfera granate que impactó contra su estómago, lanzándola junto con Passion. Pine y Berry se levantaron casi después de esto, atacándolo, pero él se desvaneció en un portal negro, apareciendo detrás de ellas y atrapándolas en su miasma. Peach y Passion ya se abalanzaban contra él, por lo que Verzweiflung se limitó a lanzarles a sus compañeras, cayendo las cuatro al suelo y, una vez tendidas, les lanzo una gran esfera que levantó otra gran nube de polvo. Se limitó a esperar a que ellas volvieran a la carga y, cuando lo hicieron, desapareció una vez más, reapareciendo al poco rato en el mismo sitio y lanzando cuatro grandes lanzas que las enviaron volando de nuevo. Volvió a quedarse estático, a la espera de un contraataque por parte de las guerreras, pero ahora no se levantaron con tanto ímpetu -. No importa que seáis o no las guerreras legendarias. Yo sigo siendo un poder infinito y constante, no podéis competir contra eso –usó la niebla para atraparlas y llevarlas hacia él. Las cuatro rodearon al sujeto azabache, sus caras reflejaban un gran dolor -. Desapareced –la niebla se hizo mucho más densa, aplastando así a las chicas, y éstas empezaron a gemir.

-¡Pretty Cure-han! –Tart observaba impotente la escena, a la vez que Chiffon balbuceaba sus nombres con lágrimas en los ojos.

-Tart… llévate a Chiffon… rápido –oyeron que Peach hablaba –pase lo que pase… protégela. Aunque nosotras…

-¡No digas tonterías Peach-han! ¡Sé qué podéis resistir, ya habéis pasado muchas veces por cosas así! ¡Ni Chiffon ni yo os abandonaremos! –ante esta escena, Chiffon cerró los ojos, se concentró, y liberó una luz intensa que poco a poco debilitó la niebla que rodeaba a las chicas hasta que éstas cayeron al suelo. Verzweiflung, que se había quedado mirando el resplandor, intentó apresar otra vez a las Cures haciendo que su niebla avanzara, pero la masa no conseguía estabilizarse y se desintegró por el resplandor. En su lugar, éstas empezaron a levantarse y a impregnarse de un tono brillante, que les curó las heridas.

-¿Qué está pasando?

-El dolor… se está yendo…

-¿El poder de Chiffon?

-¡Chiffon! –al poco rato el resplandor cesó e Infinity cayó al suelo, exhausto. A la vez que Tart se preocupaba por ella, Berry y Passion cogieron los cuerpos inconscientes de Westar y Soular y los llevaron junto con las hadas.

-Cuida de ellos también, ¿vale? –y las cuatro se pusieron en guardia.

-¿Creéis que el poder de la luz puede derrotarme? Sois igual de débiles que antes, pero con esperanza. Os enseñaré la gran mentira en la que vivís –Verzweiflung se limitó a mirar con indiferencia a sus rivales.

-Quién sabe, pero nunca lo sabremos si no lo intentamos –Berry miró a su enemigo con una sonrisa, que hizo que el oscuro ser frunciera el ceño. Las cuatro se volvieron a lanzar contra el sujeto a la vez, topándose de nuevo con las barreras creadas por el aura.

-Si solas no podemos, ¡juntas acabaremos contigo!

-¡Quadruple Pretty Cure Kick! –se lanzaron a la vez en un golpe sin vacilación contra Verzweiflung que él paró pero que provocó que retrocediera, lo que aprovecharon para acribillarlo a golpes que defendió con dificultad, hasta que consiguieron que sendas patadas y puñetazos impactaran contra su cuerpo. Tras esto, el sujeto se fundió en su particular portal y apareció detrás de ellas, embistiéndolas de nuevo.

-¡Esta vez no! –pararon secamente las lanzas granates que impactarían sobre ellas, pero su rival rápidamente las desvaneció y golpeó con su cola a Pine y con una patada a Passion. Sin embargo, aprovecharon este espacio las otras dos para azotarlo sin piedad hasta que éste tuvo que volver a desaparecer. Apareció tras Peach y Berry y usó sus esferas para golpearlas, pero no le dio tiempo a reaccionar ante el ataque conjunto de las otras dos, que lo dejaron en el suelo, aturdido. Cuando iban a seguir golpeándolo una onda expansiva las detuvo, y éste aprovechó para crear una  larga espada de batalla con la que las lanzó bruscamente.

...

Los pasos volvieron a inundar la tétrica escena. Esta vez aquel mismo sujeto se limitó a dar vueltas alrededor del caldero, tal y como había hecho Verzweiflung unas horas antes. No apartaba una mirada llena de curiosidad del interior del recipiente. Una sonrisa provocada por la emoción no tardó en aparecer.

-Interesante –eran las primeras palabras que se escuchaban de este ser. Su voz, al contrario que la de Verzweiflung o la del Zetsukonton, no era antinatural. Era una voz normal, sin tonos chirriantes ni matices aberrantes. Era una voz serena, cargada de sentimientos -. ¡Interesante, interesante, interesante! –un trueno resonó en el castillo tras pronunciar sus palabras. Posó sus manos sobre el objeto que con tanta atención observaba

-Impresionante, he de reconocerlo –Se escuchaba desde el caldero con nitidez que una voz extravagante hablaba. Peach y Berry, aún levantándose, recibieron un golpe con la espada, que las mandó junto con sus compañeras -. ¿Se os ha acabado ya el arrojo? –las guerreras, sin embargo, empezaron a levantarse una vez más.

-Chiffon nos ha prestado su poder…

-¡Así que no nos rendiremos!

-¡Por muy fuerte que seas nuestro poder conjunto no perderá ante ti!

-¡Y te lo demostraremos!

-¡AAAAAAAAAAAAAAAAAAAAHHHHHHHHHHHHHHHHHHH! –las cuatro lentamente empezaron a brillar al igual que lo hicieron tras recibir el poder de Chiffon.

-Vamos a ver si sigues en forma después de tantos años –aquel sujeto, cuya sonrisa había aumentado considerablemente, se apartó del caldero y empezó a dar vueltas otra vez, mientras se seguía escuchando el grito de unas guerreras llenas de determinación -¿O quizás tenga que rescatarte yo a ti? –su sonrisa y emoción desaparecieron repentinamente, y dejó de mirar la improvisada pantalla para centrarse en la escena relampagueante. Volvió a sonreír pasados unos segundos –. Creo que se va a enfadar conmigo cuando me vea.

...

Radiantes estaban las cuatro cuando se abalanzaron nuevamente contra su rival. Su expresión estaba llena de determinación, mientras que el sujeto no dejaba de observarlas con indiferencia. Al impactar contra él, éste detuvo a las cuatro a la vez con la espada.

-No me puede entrar en la cabeza que no admitáis la derrota ¡No entiendo cómo no podéis ver la realidad!

-La esperanza… ¡Por muy fuerte que seas eso no nos lo podrás quitar! –todas golpeaban de frente al sujeto, mientras que él las retenía con ayuda de su energía granate, y aprovechando la ocasión lanzó a Peach con su hoja improvisada mientras se defendía de las otras tres.

-¿Aún no sabéis de qué va todo esto, verdad? ¡No se trata de ser más fuerte, se trata de saber cuál es vuestro lugar! –con niebla concentrada en su espada golpeó a las tres chicas, y ambas partes de la batalla, empleando una gran fuerza, luchaban por hacer ceder al otro -. La esperanza no es inmarcesible. Llega un momento en el que la realidad supera toda ilusión y os dais cuenta de lo inconscientes que fuisteis. Ya no es cuestión de ver quién es más fuerte. Ahora se trata de ver quién es el que primero ve las cosas como son -. Su voz era fría y tranquila a pesar de la situación. Su fuerza empezaba a aumentar exponencialmente, de manera que las guerreras aguantaban cada vez con más dificultad.

-¡Estás equivocado si piensas así! –Peach salió de donde se había estrellado y se unió a sus amigas, mientras éstas la recibían con una sonrisa -. Si dejas de creer y te dejas agobiar por lo que ves, jamás encontrarás lo que quieres. Al fin y al cabo, lo malo sigue siendo sólo malo para ti –empezó a esbozar una sonrisa a aquel rival, a aquel que era su villano -. ¡Si crees que por ser malo es más cierto, es que no lo has intentado lo suficiente! –con un brillo cegador las Pretty Cure empezaron a empujar en un grito de arrojo hasta que, de repente, la espada se resquebrajó, lo que produjo el primer cambio de semblante en Verzweiflung durante toda la batalla. Tras romper la espada, impactaron de lleno sobre su cuerpo y lo estrellaron contra las escaleras. El polvo se levantó, y nuestras guerreras supieron entonces que era la oportunidad de acabar con ese día tan ajetreado.

-¡Ahora!



El ataqué entró en la nube de polvo aún patente y la disipó rápidamente. Se pudo observar a  Verzweiflung recibir el ataque sin mucha dificultad, aunque se le veía molesto por el impacto anterior.

-¡Un poco más, Pretty Cure-han! –las Pretty Cure concentraron toda la fuerza en su ataque, haciendo que éste consumiera poco a poco a su enemigo.

-¿¡De verdad creíais que esto me detendría!? –Verzweiflung gritó. De repente recobró su compostura y una ola enorme de aura emanó de su cuerpo, envolviendo el ataque de las chicas -. ¡Vuestro poder es irrisorio! ¡Acabaré con esto aquí y ahora! –poco a poco el aura consumía el ataque conjunto de las chicas, a la vez que su enemigo avanzaba hacia ellas. Pero…

-¡SOREWATASE! –algo gritó desde fuera de la mansión, o de las ruinas que quedaban de ella. Un monstruo verde penetró por uno de los agujeros de la pared, impactando de lleno contra Verzweiflung -. ¡Sorewatase! –el monstruo siguió castigándolo sin descanso, lo que hizo que el ataque de las guerreras volviera a ganar terreno.

-¿La barrera… ha caído?

-En efecto, Verzweiflung. Ha sido un error subestimar a Klein y, sobre todo, subestimarme a mí –Northa avanzó lentamente hacia la batalla, hablando con gran soberbia -. ¡Ya has dado suficientes problemas a Moebius-sama, es hora de que aprendas una lección! –Northa levantó los brazos y todas y cada una de las raíces de la mansión se concentraron en atacar a su enemigo común. Por cada golpe que la barrera granate que había formado recibía por parte del Sorewatase, éste absorbía una de las raíces de su alrededor y creía en tamaño y en fuerza. Los ataques de las Pretty Cure, el de Northa en forma raíces feroces y las embestidas del Sorewatase provocaron que la ola negra antes desatada volviera con su invocador.

-¿Así que esperáis que mi poder se quede sólo en esto? –Verzweiflung mascullaba para sí con los ojos como platos-. No me queda más remedio que enseñaros a no meteros con quién no podéis superar –los cristales rojos que cubrían su cuerpo, brillantes como rubíes, empezaron a palidecer. Aguantaba el ataque de todos sus rivales a la vez que sus joyas se tornaban a un granate cada vez más patente.

-Verzweiflung, retírate por ahora. No hagas algo de lo que te puedas arrepentir -. Una voz resonó en su cabeza y su cara se desencajó. Él…, se dijo, y sus cristales recobraron rápidamente el brillo que habían perdido, a la vez el poder de sus rivales empezó a consumir su cuerpo. La barrera desapareció y el monstruo y las raíces ahora azotaban su cuerpo directamente. No… no puedo marcharme hasta…

-¡Reacciona maldita sea! ¡Aún nos queda mucho que hacer, deja de actuar como un niño! –las palabras de aquel individuo hicieron que volviera en sí y la frustración se adueñó rápidamente de él.

-¡Escuchadme! Aún no he terminado, os aseguro que no he terminado. Me vengaré de esto, Pretty Cure. ¡¡Os juro que no os perdonaré esto!! –con estas palabras, se envolvió en su portal y desapareció de la batalla, provocando que los ataques impactaran sobre el Sorewatase, estrellándolo y haciéndolo desaparecer. Las Pretty Cure, que sabían que Northa aprovecharía la ocasión para secuestrar a Chiffon, usaron esa confusión para juntarse con las hadas y usar a Akarun para volver a casa. Cuando Northa se percató, ya se habían ido.

-Ay que ver, Verzweiflung no da más que dolores de cabeza –decía Northa mientras observaba cómo la mansión volvía poco a poco a su estado antes de la batalla y sus raíces se fundían en las sombras. Se dirigió poco después hacia Westar y Soular, aún inconscientes -. Y estos además siguen vivos, menuda pérdida de tiempo. Aunque quizás esto me haya servido para pensar en mi próxima táctica. No has sido tan inútil después de todo, Verzweiflung –y con una carcajada, Northa se dirigió a la sala donde se encontraba el calibre.

...

-¿Verzweiflung? –ya había pasado un día desde que se encontraron en aquella situación tan extraña. Estaban todos comiendo los donuts de Kaoru, y Love había empezado a interrogar a Tart.

-Sep. Yo tampoco tenía ni idea de quién era hasta que mi padre, en nuestra última visita al Reino de los Dulces, me lo comentó muy serio –dijo esto antes de dar un gran bocado a un donuts que tenía por la mitad.

-¿Y por qué no nos lo dijiste antes?

-¡No quería preocuparos, Berry-han! –aún masticando, apenas se le entendía. Esperó un poco antes de seguir hablando -. Al parecer nadie sabe qué es lo que quiere, sólo aparece de vez en cuando para causar destrozos como ayer. Por lo que me dijo mi padre, hace unos años la legendaria Cure Flower lo derrotó en combate, pero parece ser que no desapareció.

-¡Eso también nos lo tienes que explicar! ¿Qué es eso de otras Pretty Cure?

-No sois las únicas que lucháis por el bien de este mundo. Siempre que el mal aparece, unas nuevas Pretty Cure nacen. Es como el orden del universo y esas cosas. ¡Ahhh es todo muy complejo, apenas recuerdo todos los detalles! –cogió otro donuts y empezó a regocijarse de nuevo. Las chicas se miraron entre sí, preocupadas –Pero no os preocupéis, siempre ataca una sola vez. Estoy seguro de que no volverá a molestarnos.

-Ayer parecía desesperado, dijo que volvería a atacar…

-Además, quizás a nosotras no, pero sí habrán otras chicas que sean atacadas, ¡tenemos que hacer algo!

-Verzweiflung ataca sin avisar y siempre oculta sus huellas, por eso no podemos seguirle el rastro. O eso fue lo que dijo mi padre. Además, debemos proteger a Chiffon cueste lo que cueste, esa es nuestra prioridad –las chicas miraron a Chiffon con preocupación, sabían que tenía razón.

-¿Verweiflung, eh? –Peach se quedó mirando un cielo sin nubes -. Noté algo muy extraño cuando luchamos. Me gustaría tener la oportunidad de hablar con él.

N.A.: el orden cronológico de estas dos escenas estás intercambiado por conveniencia.
...

Una sombra negra apareció en la sala y un sujeto salió de ella. En cuanto el portal desapareció, aquel individuo cayó de rodillas y golpeó el suelo con frustración.

-Pretty Cure… ¡Malditas seáis, Pretty Cure! –golpeó varias veces el suelo con una expresión de furia hasta que empezó a sonreír. La desesperación que fluía de él lo anestesió, provocando en él un escalofrío de placer.

-Venga, venga, sólo han sido tres temporadas y ya estás así –la misma voz que antes le había hablado se acercaba hacia él lentamente. Aquel rostro tenía una sonrisa que él encontraba molesta.

-¿Dónde demonios te has metido todo este tiempo? ¿Cómo has conseguido burlarme todos estos años? ¿Por qué no has venido a ayudarme? –su voz era, sin embargo, suave, tenía una expresión de somnolencia. Miraba hacia al suelo en lugar de mirarle a la cara.

-Lo creas o no, he estado ayudando en tu labor –se paró a unos pasos de su interlocutor -. Después de la batalla sabía que estarías enfadado conmigo y decidí hacer tu trabajo por mi cuenta. Cuando supe que estabas teniendo problemas de nuevo con las guerreras legendarias, decidí venir en tu ayuda, viejo –le tendió una mano para ayudarlo a levantar, aunque éste la rechazó y se incorporó por sus propios medios. Ahora lo miraba a la cara con un semblante serio.

-Habríamos vencido hoy con facilidad.

-Tampoco ha sido para tanto, Wei. Sólo perdiste porque usaste demasiada energía en Zetsukonton y la barrera. Ha sido un gran balance teniendo en cuenta tu condición.

-¡Mataron a mi hijo, maldita sea!

-Deja de llamarlos así, son sólo desesperación –Verzweiflung clavó una mirada de furia en su aquel, lo que provocó que éste retrocediera dos pasos.

-¡Vaaale, capto la indirecta! –agitó los brazos como indicando que se tranquilizara -. Pero sé sincero contigo mismo, ¿de qué habría valido matarlas hoy? “Iluminacióoooon. Máximaaaaa” –agudizó su voz y puso sus brazos como lanzando un rayo. Verzweiflung frunció el ceño -. “No sois rivales para mí, os consumirá la desesperación, rawr” –levantó las manos haciéndose más grande y puso una voz gutural a sus palabras -. “Has acabado con nuestras preciadas compañeras. ¡Te haremos pagar por eso!” “NOOOOOOOO” –balanceó sus brazos hasta obtener una postura desencajada- Al terminar de gritar, fijó una mirada seria en Verzweiflung. Éste se relajó y cerró los ojos para aclarar sus ideas.

-Puede que tengas razón, pero deja de ponerme nervioso –el otro esbozó una sonrisa y recobró una postura normal. Verzfeiflung entonces empezó a alejarse por donde su compañero había venido a su encuentro, pero su visitante le agarró de un brazo.

-Déjamelas la próxima vez, te aseguro que conseguiré resultados –tras unos segundos, se zafó y prosiguió.

-Es  suficiente. Ahora que saben que no he muerto me buscarán como si fuera ganado. Y a ti también, Aether –poco después se detuvo y miró hacia atrás -. Es una orden –levantó la mano y extendió su pulgar hacia arriba, mientras sonreía con resignación. Verzweiflung, siguió caminando tras ver su respuesta. El sujeto ya no era visible y Aether empezó a mirar hacia el paisaje nocturno.

-Ahí va, a encerrarse con sus marionetas –un trueno excepcionalmente fuerte inundó el castillo -. Hasta la temporada que viene, viejo.




Bueno, espero que haya salido bien el de hoy. Tengo que reconocer que sólo tengo una idea vaga de cómo seguir en el siguiente, pero algo se me ocurrirá, seguro. Por otro lado subiré el dibujo que comenté acerca del malo, aunque he de pediros un filtro amplio, porque no es que sea precisamente el sucesor de Velázquez, ya me entendéis XD:

Spoiler:


No se ve muy bien, pero os podéis hacer una idea de cómo me imagino yo el malo (las cosas de adorno que podáis encontrar son los supuestos cristales rubíes que lo rodean, se entiende)

Bueno, poco más, hasta la próxima y espero que no os haya parecido demasiado corto.
avatar
Phoenix Mode
Cure Favorita :
Cure Lemonade

Fecha de inscripción :
16/01/2013

Localización :
Mystic Forest

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

:lemonade: Re: Zetsubou no monogatari

Mensaje por Cure Elegance el Miér 10 Jul 2013, 15:36

Eeeeeeeeh que a mí si me importa cotillear sobre lo que te pase.

Más que el detalle de mezclar universos, lo que me desagradó profundamente fue que las hadas y las Cure se interrelacionaran, porque afecta notoriamente a cada temporada; además en los primeros capítulos parecía como si Ver-chan fuera un nexo que no afectaba para nada a la historia original, como si realmente pudiese haber ocurrido en la saga original. En fin, veo que no era la idea que tenías, así que nada.

¡Al capítulo!

Bueno, por lo pronto, salvo en el segundo párrafo -que tengo la sensación que te comiste el adaptar el texto al formato del foro, esto es, ponerle saltos-, no veo nada que decir (no veo necesaria la NA, pero tampoco hace daño). Me llamó terriblemente la atención el que, por primera vez en AÑOS, tuviera que recurrir al diccionario: nunca supe de la palabra inmarcesible. ¡Lo considero una derrota por mi parte! Buen golpe xD

Ahora, con la historia y argumento. Fue en efecto una batalla interesante, y no esperaba de la incorporación de Northa. Aether me parece una incorporación inesperada, al principio pensaba que era de una especie de mago afectado mentalmente, pero luego me transmitió una sensación de vividez y juventud inesperada, como si se tratase del villano adolescente de turno. El nombre también me llama, puesto que aparte de las referencias mitológicas referidas al cielo, al espacio o al quinto elemento, no veo de qué deriva. Dos cuestiones que me hicieron gracia fue el referirse a las chicas de Yes, Splash y Fresh como 'temporadas'; y llamar Wei a Ver-chan (obvia abreviatura del nombre, pero coincidente con el llamamiento equivalente a nuestro 'tío' o 'macho' en latino xD).

Zetsubou No Monogatari escribió:-¡Quadruple Pretty Cure Kick! –se lanzaron a la vez en un golpe sin vacilación contra Verzweiflung que él paró pero que provocó que retrocediera, lo que aprovecharon para acribillarlo a golpes que defendió con dificultad, hasta que consiguieron que sendas patadas y puñetazos impactaran contra su cuerpo. Tras esto, el sujeto se fundió en su particular portal y apareció detrás de ellas, embistiéndolas de nuevo.

Me encantó esto. Es un clásico de la saga, el metrallear a un enemigo que se escuda con los brazos hasta hacerle romper la guardia y darle un golpe propulsor. ¡Un clásico que había olvidado! Tengo que usarlo en algún momento.

Por lo demás, no tengo mucho que decir. No me decepcionó ni le encontré pegas. Precioso. Espero el siguiente con ganas ;3

P.D: Por cierto, tanto Chiffon como Infinity se consideran hembras.
P.P.D: no veo casi nada en esa foto del dibujo. ¿No puedes sacarla mejor? Con más luz o contraste... Porque presupongo que escáner nada xD
avatar
Yes! 5 Go Go
Cure Favorita :
Cure Elegance

Fecha de inscripción :
05/06/2011

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

:lemonade: Re: Zetsubou no monogatari

Mensaje por Cure Mermaid el Miér 10 Jul 2013, 16:48

Me encanta!!! es genial, es como una temporada sobre un nuevo Pretty Cure All Stars DX!!!
avatar
Pretty Cure
Cure Favorita :
Cure Rosetta

Fecha de inscripción :
09/05/2013

Localización :
Andalucía, España

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

:lemonade: Re: Zetsubou no monogatari

Mensaje por Bunbee-san el Sáb 20 Jul 2013, 12:56

Este mensaje viene motivado porque para Elegance el dibujo que puse no se ve bien. He decidido volver a intentarlo y creo que ahora se ve mejor, vamos a ver qué tal:

Verzweiflung:

Ya que estoy aquí, quiero dar las gracias a Elegance y a Mermaid por vuestro comentarios, me gusta que guste lo que hago y que así sea reflejado :)sólo quiero añadir que la sexualidad de Chiffon se me coló, tenía pensado cambiarlo pero se me olvidó XD y que siempre viene bien aceptar la derrota y mirar el Drae de vez en cuando, estoy seguro de que algún embate me llevaré por tu parte XD
avatar
Phoenix Mode
Cure Favorita :
Cure Lemonade

Fecha de inscripción :
16/01/2013

Localización :
Mystic Forest

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

:lemonade: Re: Zetsubou no monogatari

Mensaje por Cure Elegance el Dom 21 Jul 2013, 12:52

Ahora veo mejor los detalles de Verzweiflung. ¿Tiene el pelo en punta o echado para atrás y es cosa de la perspectiva?

Pues no iba darte embate, pero sexualidad que yo sepa se refiere al interés hacia un sexo u otro xD Por lo demás nada, querido. Me gusta tu obra, ya lo sabes. =3
avatar
Yes! 5 Go Go
Cure Favorita :
Cure Elegance

Fecha de inscripción :
05/06/2011

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

:lemonade: Re: Zetsubou no monogatari

Mensaje por Contenido patrocinado

Contenido patrocinado

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.